Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Jueves, 31 de enero de 2013   |  Número 15 Año I
Acceda a nuestra hemeroteca
en portada
LUIS ALIAGA Y JOSEP RODIERA, ANESTESIÓLOGOS
“Vivir sin dolor es posible”
Anestalia, Servicio Central de Anestesiología del Centro Médico Teknon, es uno de los pocos servicios privados españoles que posee el certificado ISO, cumple el modelo SEP y tiene el primer nivel de excelencia de la EFQM

Javier Barbado. Madrid
La renovación del certificado SEP, promovido por la empresa Áliad, ha supuesto también para Anestalia la obtención del certificado ISO 9001 de sistemas de gestión de calidad, que también tiene desde 2008 y cuyos requisitos y estándares están integrados dentro del Programa SEP. Para Luis Aliaga y Josep Rodiera, coordinadores ambos del Servicio de Anestesiología, el certificado SEP refleja el claro compromiso de la organización con la mejora de la calidad asistencial, la satisfacción del paciente y de los profesionales de la organización. Gracias a su implantación se ha logrado generar una dinámica de trabajo y de análisis de procesos que promueve una mejora continua en las distintas áreas de la organización. Publicación de Excelencia Sanitaria ha conversado con estos dos especialistas sobre su práctica cotidiana y el funcionamiento del servicio y del centro para los que trabajan.

Luis Aliaga Font, director del Servicio de Anestesia del Centro Médico Teknon (Anestalia) y de la Clínica del Dolor, y Josep Rodiera, coordinador de Anestalia y miembro de la Junta facultativa de Teknon.

¿Qué es Anestalia, cuándo surgió y qué relación mantiene con el Centro Médico Teknon?

Anestalia es el Servicio Central de Anestesiología del Centro Médico Teknon (CMT) de Barcelona desde que éste comenzó su actividad en su localización actual en 1994. Desde entonces, mantiene una relación contractual con él. Se trata de uno de los pocos servicios privados españoles que posee los certificados ISO, cumple el modelo Sanidad Excelente Privada (SEP) así como el primer escalón de la EFQM.

Asimismo, cuenta con profesionales de alta cualificación con larga experiencia en los campos de la Anestesiología y del tratamiento del dolor crónico. En  los últimos años hemos conseguido captar a los mejores residentes que salen de los grandes hospitales de Barcelona y los animamos a que consigan el Diploma Europeo de Anestesiología y Cuidados Intensivos.

Anestalia dispone de un programa informático muy desarrollado e innovador que abarca toda la actividad asistencial relacionada con la Anestesiología, todo ello muy orientado a la seguridad del paciente. ¿En qué consiste y cómo lo utilizan los profesionales?

Efectivamente, llevamos años desarrollando una aplicación que está compuesta por dos líneas generales: la de gestión, que nos permite consolidar el complejo proceso administrativo tanto de pagos a proveedores y de todo el personal como los cobros de las entidades de seguros y de los pacientes particulares, y una bajísima ratio de incidencias. Por otro lado, la vertiente asistencial, que nos permite controlar el proceso desde el preoperatorio a la preparación del quirófano con la elaboración del plan anestésico.

De esta manera, la aplicación del perioperatorio genera un informe tradicional y uno electrónico que, de forma automática, genera unas alarmas en caso de que el paciente sea alérgico, tenga una vía aérea difícil, un riesgo cardiovascular aumentado o una enfermedad poco frecuente. Este sistema de alarmas se evidencia durante todo el proceso, desde la programación del paciente para cirugía hasta en los documentos del plan anestésico y el check-list antes de la inducción anestésica.

Asimismo, el programa permite al anestesiólogo asignado para un caso determinado revisar por medio de internet el preoperatorio y personalizar el plan anestésico del paciente como mínimo 24 horas antes de la cirugía. También recibirá un SMS con las alarmas detectadas para su paciente en caso de que éstas existieran. De esta manera se puede anticipar a modificar su plan anestésico con antelación suficiente. El programa también genera de forma automática etiquetas personalizadas para la medicación prevista para administrar durante la inducción del paciente.

De esta manera, además de estar identificadas según la codificación internacional, también lo están con el nombre del paciente, y esto previene del error de administrar medicación cruzada de un paciente a otro. Llevamos más de cuatro años trabajando con esta aplicación y la aceptación por parte de los anestesiólogos y enfermeras del servicio ha sido excelente, hasta el punto de que se ha incorporado a los estándares de calidad de Teknon avalados por la Joint Comission International.

El plan de formación del servicio también es muy minucioso. ¿Qué profesionales se adaptan a esa estrategia formativa?

Todos los profesionales del servicio: administrativos, enfermeras, anestesiólogos y nosotros mismos como equipo directivo.

Anestalia logró el Committed to Excellence, es decir, el primer nivel de excelencia de la EFQM, y disponen del modelo Sanidad Excelente Privada (SEP) de Áliad desde 2008. ¿Qué significa esto en la práctica?

Ha facilitado la consolidación de los procesos tanto administrativos como asistenciales especialmente en la vertiente documental con trazabilidad y predictibilidad. Le parecerá una respuesta corta, pero estas dos palabras representan un gran reto que estén incorporadas a toda  nuestra rutina diaria.

¿Qué iniciativa de investigación relacionada con su campo se lleva a cabo en el servicio en la actualidad?

En la actualidad, disponemos de varias líneas de trabajo. Las más relevantes son una sobre un monitor de bloqueo neuromuscular y, la otra –muy ambiciosa– sobre espectrografía de masas en aire espirado de pacientes anestesiados. Ésta última nos está permitiendo posicionarnos como uno de los pocos grupos en el mundo que trabajamos en el estudio de un modelo farmacocinético de propofol en aire espirado.

También en breve empezaremos otra línea de investigación buscando perfeccionar los bloqueos periféricos (BP), que realizamos en la actualidad con control ecográfico con la termografía. El BP es un área de especial interés para nosotros, que queremos potenciar, ya que cada año asisten residentes de hospitales públicos de toda España a rotar, durante un mes, por nuestro centro.

Háblenos, por último, de la Clínica del Dolor.

La Clínica del Dolor Teknon también funciona desde el inicio del CMT, pero hace cinco años nos asociamos con un importante grupo americano, el Millennium Pain Center de Chicago, para poder ofrecer los tratamientos más innovadores.

El dolor crónico (DC) ha pasado de ser un síntoma a convertirse en una auténtica enfermedad de gran complejidad, pues no solo afecta al bienestar físico del paciente, sino que, a su vez, interactúa de forma compleja con factores psicológicos y sociales. El paciente no sólo siente el dolor; la persona afectada, sufre y ve cómo su calidad de vida se altera de forma dramática y cómo sus actividades cotidianas, incluso las más sencillas, se ven perturbadas. Desde el punto de vista social, también su entorno padece. El paciente con DC no resuelto llega a aislarse en su mundo, convirtiéndose el dolor en el centro de su vida.

Tiene además  una altísima prevalencia, ya que alrededor del 22 por ciento de la población sufre de DC. Los pacientes con DC, una vez que el médico de cabecera o el especialista no controle el dolor con los tratamientos habituales, debe acudir  a una Clínica del Dolor para evitar la “cronificación” del dolor.

La Clínica del Dolor Teknon ofrece un tratamiento multidisciplinar del DC, con un equipo de anestesiólogos especializados en el tratamiento del DC, algunos con más de 30 años de experiencia practicando las técnicas intervencionistas más avanzadas y otras terapias complementarias, como la acupuntura.

Asimismo, el psicólogo proporciona al paciente “herramientas” para controlar el dolor. Es decir, para evitar que sea el dolor quien controle al paciente, proporcionándole  apoyo psicológico y técnicas de relajación, entre las que hemos incorporado el biofeedback. Con este abordaje integral, haremos realidad la frase de que “vivir sin dolor es posible”.

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com