Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 30 de septiembre de 2013   |  Número 29 Año II
Acceda a nuestra hemeroteca
investigación + desarrollo
INVESTIGADORES DEL CENTRO Y EXTERNOS TENDRÁN ACCESO A SUS RESULTADOS
Valdecilla incorpora el laboratorio de Neuroimagen a los servicios del Ifimav
Está dotado de equipamiento de última generación y será utilizado por personal provisto de alta cualificación

Redacción. Santander
El Servicio de Psiquiatría del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla ha incorporado su Laboratorio de Neuroimagen al Área de Servicios de Apoyo Tecnológico del Ifimav con el fin de responder a la demanda de análisis de imágenes cerebrales por parte de grupos de investigación de Cantabria y de fuera de la comunidad autónoma.

 Victor Ortiz, Roberto Roiz, Diana Tordesillas y Benedicto Crespo, adjunto responsable del
Servicio de Psiquiatría.

El laboratorio, que se convertirá en una Unidad de Neuroimagen, pondrá a disposición de los investigadores su gran potencial como equipamiento de última generación operado por personal técnico altamente especializado, igual que el resto de servicios del área tecnológica del Instituto de Formación e Investigación Marqués de Valdecilla.

Aunque hasta ahora ha estado centrado en la investigación en psiquiatría, sus posibles aplicaciones van mucho más allá, ya que abarcan todas las especialidades y disciplinas relacionadas con el sistema nervioso central: neurología, neuropediatría, neurocirugía, neurofisiología, geriatría, logopedia, alteraciones metabólicas con afectación cerebral, alteraciones del desarrollo...

El nuevo servicio ha sido presentado hoy en una sesión general a los profesionales del Hospital Valdecilla y, aunque en un principio estará dirigido sobre todo a investigadores, “en el futuro esta tecnología puede también servir de soporte en la clínica, en el diagnóstico y el pronóstico de enfermedades”, explica su responsable, Benedicto Crespo Facorro, adjunto del Servicio de Psiquiatría y profesor titular de Psiquiatría de la Universidad de Cantabria.

Ubicado en la planta 12 de la Residencia Cantabria, dentro de la Unidad de Investigación en Psiquiatría, la Unidad de Neuroimagen cuenta con cinco terminales o estaciones de trabajo para el análisis cuantitativo de las imágenes adquiridas por resonancia magnética (RM de 3.0 teslas y RM de 1.5 teslas) en la Unidad de Neurorradiología.

La característica diferencial del sistema es que permite analizar con gran precisión las imágenes obtenidas por resonancia magnética en función de las distintas variables que se quieran medir y las áreas que se quieran examinar, de forma que se puede calibrar para ver mejor el cerebelo, el hipotálamo o bien ciertas zonas de la corteza o solo la sustancia blanca.

Un valor añadido del servicio es el asesoramiento que aporta el equipo multidisciplinar de profesionales –integrado, junto al doctor Crespo, por dos físicos especializados en Imagen Cerebral (Diana Tordesillas y Roberto Roiz) y un técnico en Informática (Víctor Ortiz)-, a los que avalan gran número de publicaciones en revistas especializadas y una vasta experiencia en el análisis de imágenes y que pueden orientar a los investigadores sobre la metodología más adecuada para su proyecto.

Según el director gerente del Ifimav, Galo Peralta, la Unidad de Neuroimagen “es mucho más que una herramienta de investigación en psiquiatría, queremos que sea una plataforma tecnológica abierta al exterior con infinidad de aplicaciones en patologías tanto del sistema nervioso central como en enfermedades sistémicas que tengan una repercusión cerebral”.

El Unidad de Neuroimagen tiene la capacidad de analizar imágenes de RM estructural, RM funcional, RM de tensores de difusión y RM espectroscópica, a través de softwares específicos: Brains2, desarrollado por la Universidad de Iowa (EEUU); FSL, desarrollado por la Universidad de Oxford (Reino Unido); SPM, desarrollado por el Wellcome Trust Centre for Neuroimaging; Freesurfer, desarrollado por la Universidad de Harvard (EEUU); Dtistudio, desarrollado por la Universidad Johns Hopkins (EEUU); y Difusión Toolkit & TrackVis, desarrollados por Athinoula A. Martinos Center for Biomedical Imaging.

El laboratorio mantendrá su ubicación y equipamiento una vez incorporado al Área de Servicios de Apoyo Tecnológico (SAT) del Ifimav, lo que únicamente requerirá una adaptación de su gestión administrativa. Los SAT tienen como fin ofrecer soporte técnico asesorado a investigadores propios y de otros centros de dentro (Universidad de Cantabria, Ibbtec) y fuera de Cantabria. El área cuenta con cinco unidades a las que ahora se sumará la Unidad de Neuroimagen: Unidad de Citometría de Flujo y Separación Celular, Biobanco HUMV/Ifimav, Unidad de Microscopía Láser, Unidad de Microscopía Electrónica y Unidad de Genómica. También es objetivo de los SAT identificar a profesionales del HUMV cuyos conocimientos y experiencia puedan ser útiles a la comunidad científica e incorporarlos a su gama de servicios.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com