Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Viernes, 14 de diciembre de 2012   |  Número 12 Ao I
Acceda a nuestra hemeroteca
calidad asistencial
EL GRUPO IMO APLICA ESTE AVANCE TECNOLÓGICO
Un equipo de tomoterapia permite reirradiar el tumor de cabeza y cuello
Proporciona mayor precisión y un control de la imagen durante todo el proceso

Redacción. Madrid
La alta tecnología en radioterapia permite tratar a pacientes con recidivas o nuevos tumores que han vuelto a reproducirse en la misma zona donde fueron irradiados, sobre todo en lesiones tumorales de cabeza y cuello. “Gracias a la Radioterapia Helicoidal Guiada por la Imagen- Tomoterapia –aseguró César Beltrán, especialista en oncología radioterápica y coordinador médico del Grupo IMO en Madrid– podemos volver a radiar con efecto radical contra el tumor, a la vez que logramos una buena calidad de vida sin prácticamente efectos secundarios para los pacientes”. “Esta tecnología nos permite una mayor precisión y un control de imagen durante todo el proceso, de tal forma que concentramos toda la dosis de radiación en el lecho tumoral y las otras zonas próximas, que ya sufrieron en su día los efectos de la irradiación realizada con equipos más convencionales”, añadió.

La técnica de re-irradiación se puede aplicar en pacientes con cáncer de pulmón, tumores pélvicos, y ahora también en lesiones malignas que afectan a la laringe, faringe, cavidad orofaríngea, senos nasales y maxilares. “Hay que tener en cuenta –precisó este especialista–   que entre el siete y el diez por ciento de los tumores son de los denominados de cabeza y de cuello, y las recidivas suelen anidar en la misma zona donde surgió el tumor primario. Con equipos de irradiación convencionales resulta muy difícil volver a tratar a estas personas afectadas por los graves efectos secundarios que se producirían”.

César Beltrán, especialista del Grupo IMO.

“En cambio –subrayó–, con la aplicación de la tomoterapia nuestra experiencia es muy satisfactoria, ya que logramos erradicar la nueva lesión. El paciente lo tolera bien y precisa de poca medicación, salvo analgésicos esporádicamente; toleran alimentación por vía oral, no presentan dificultades al tragar, no tiene fatiga, hace ejercicio moderado y puede llevar una vida familiar y social dentro de la normalidad”.
Aunque han disminuido la incidencia de recidivas de tumores de cabeza y cuello, así como de tumores de pelvis, gracias sobre todo al desarrollo de la radioterapia, sin embargo se siguen observando recidivas con o sin metástasis a distancia.

“La re-irradiación es una opción que se debe tener en cuenta para poder ofrecer una alternativa terapéutica a pacientes que sufren esas recidivas tumorales porque pueden tener solución. Nuestra experiencia con la aplicación de la tomoterapia” –concluyó- “es que, en la actualidad, casi un ocho por ciento de los tratamientos con esta tecnología avanzada son re-irradiaciones por recidivas de tumores primarios que fueron tratados con técnicas radioterápicas convencionales”. “Pero todos los casos se deben estudiar de forma personalizada para poder ofrecer a cada paciente la mejor alternativa posible y ésta es una de ellas que está afianzándose cada vez más”.

La experiencia de Félix

Éste es el caso de Félix Calderón, un agricultor extremeño de 67 años, casado y con tres hijos, que en 2000 fue tratado de un cáncer de laringe. “Entonces tenía 55 años –recuerda– y se me vino el mundo abajo”. “Me operaron y me dieron cobalto. Lo pasé muy mal porque sentía que la garganta me ardía, y me costó mucho tiempo recuperarme; hace unos meses, cuando los médicos me anunciaron que se había vuelto a reproducir el cáncer en el mismo sitio y que allí no podían volver a tratarme, pensé lo peor (…) pero aquí estoy. Me han realizado el tratamiento y no me he enterado, ni he sentido nada malo, ni la más ligera molestia. No me lo puedo creer, he terminado el tratamiento y me encuentro en plena forma”, aseguró. “Estoy muy agradecido a mi familia, a mis médicos de Badajoz y a todo el equipo del doctor Beltrán del Grupo IMO por lo bien que me han tratado y, gracias a ellos, voy a poder disfrutar de mis tres nietos. A las personas que les ha pasado lo mismo que a mí, les animaría a seguir adelante que, ahora, con los adelantos que hay, seguro que tendrán cura”, apostilló.

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com