Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Martes, 28 de mayo de 2013   |  Número 23 Año I
Acceda a nuestra hemeroteca
pacientes
tiene en cuenta su coste-eficiencia
Reumatólogos afinan la indicación de la terapia biológica en la artritis reumatoide
Pese a su carestía, la mejoría clínica del enfermo rentabiliza su uso

Redacción. Madrid
La compañía farmacéutica Pfizer ha colaborado en el XVI Congreso de la Sociedad Valenciana de Reumatología (SVR), celebrado el pasado 26 y 27 de abril en Castellón, con el objetivo de abrir el diálogo hacia las nuevas vías en la gestión de tratamientos biológicos. Durante el Congreso, José A. Román, director del Área Clínica de Reumatología y Rehabilitación y jefe del Servicio de Reumatología del Hospital Universitario y Politécnico La Fe de Valencia, ha presentado el Consenso de la Sociedad Valenciana de Reumatología (SVR) en la conferencia “Uso racional de terapias biológicas en la CV: Consenso SVR”. Este documento recoge las conclusiones consensuadas por los reumatólogos de la Comunidad Valenciana sobre cuándo, cómo y por qué se instaura un tratamiento biológico, con el objetivo de obtener un ahorro de costes sin perder la eficacia del tratamiento.

 José A. Román, de La Fe de Valencia.

El documento recopila las recomendaciones recogidas por los profesionales durante el ejercicio de su práctica profesional con el fin de optimizar el uso de las terapias biológicas en artritis reumatoide, artritis psoriásica y espondiloartritis.

El daño articular, progresivo e irreversible de las enfermedades inflamatorias, y la consiguiente discapacidad funcional, son algunos de los motivos que llevan a los especialistas a utilizar las terapias biológicas para el tratamiento de las enfermedades inflamatorias. Según José A. Román, “habitualmente usamos terapias biológicas cuando se demuestra el fracaso de fármacos convencionales, ya que han demostrado ser una alternativa eficaz”.

La gestión eficiente de las terapias biológicas comporta ahorros significativos permitiendo, en algunos casos, tratar a un mayor número de pacientes con la menor cantidad de recursos. Algunos tratamientos basados en terapias biológicas ofrecen a los especialistas la posibilidad de elegir entre diversas estrategias terapéuticas -como el ajuste de dosis, la terapia intermitente o los tratamientos combinados-. Román, ha asegurado que “en estos momentos se están implementando medidas de adecuación y optimización terapéutica basadas en la valoración permanente del estado de la enfermedad y en una estrecha vigilancia de la posible evolución del daño estructural”.

Según Román, “estas medidas se aplican adecuando la posología del tratamiento al grado de respuesta de los pacientes. Es decir, si los pacientes entran en remisión, se realiza una reducción de la dosis del medicamento. De esta forma los pacientes permanecen con la enfermedad inactiva y con la mínima dosis posible, con el objetivo de reducir al máximo los posibles efectos secundarios”.

El coste de las terapias biológicas es alto, aunque en comparación con la mejoría en la calidad de vida de los pacientes y la reducción de comorbilidades asociadas, se consideran tratamientos muy coste-efectivos. En este sentido, las evidencias presentadas indican que, en la práctica clínica, existe una disminución de los costes asociados a etanercept, siendo el tratamiento más coste-efectivo y que contribuye a la sostenibilidad del sistema sanitario.

El punto de vista de la farmacia hospitalaria también ha estado presente en el Congreso, en concreto por medio de la presentación “Evaluación económica de los medicamentos. Aplicación a la gestión de los servicios sanitarios”, dirigida por Manuel Alós, jefe de Sección Farmacia Hospitalaria del Clínico Universitario de Valencia.

Por su parte, Juana de la Torre, enfermera del Hospital General Universitario de Alicante, ha dirigido la conferencia “Presente y futuro del DAS, HAQ, BASDAI. Del ensayo clínico a la práctica diaria. Una lectura crítica”, donde se ha abordado la gestión de biológicos desde el punto de vista de la Enfermería Reumatológica con el objetivo de potenciar su papel, cada vez más relevante, en los Servicios de Reumatología.

Las enfermeras intervienen de forma cada vez más directa en la valoración del diagnóstico del paciente reumatológico, pasan los cuestionarios de validación de la enfermedad y hablan directamente con el paciente de su estado global; por lo que su papel cobra especial relevancia para el éxito del tratamiento con terapias biológicas.

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com