Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Jueves, 09 de mayo de 2013   |  Número 22 Año I
Acceda a nuestra hemeroteca
CALIDAD ASISTENCIAL
ESENCIAL PARA LA SEGURIDAD DEL PACIENTE
Más del 50% de las infecciones nosocomiales se evitaría con higiene de manos
Esta práctica evita más de la mitad de las infecciones hospitalarias

Redacción. Madrid
Se estima que, en la actualidad, el 7 por ciento de los pacientes hospitalizados en los países desarrollados sufrirá una infección durante su ingreso que, en más de la mitad de los casos, se podría evitar si los profesionales sanitarios se lavaran bien las manos a la hora de atender a sus pacientes. Así lo ha asegurado la Organización Mundial de la Salud (OMS) que, con motivo del Día Mundial de la Higiene de Manos celebrado el 5 de mayo, ha puesto en marcha un año más la campaña “Salva Vidas. Lávate las manos” en favor de esta práctica “tan sencilla y necesaria” a la hora de tocar a un paciente.

Margaret Chan, directora general de la OMS.

De hecho, el responsable de la Seguridad del Paciente de este organismo de Naciones Unidas, Liam Donaldson, ha recordado que las infecciones asociadas a la atención sanitaria constituyen “una carga importante que amenaza a la seguridad y el cuidado de los pacientes”.

Las más frecuentes durante un ingreso hospitalario son las infecciones urinarias y las que afectan a la cicatriz tras una intervención quirúrgica. Sin embargo, reconoce la OMS, con una buena higiene de manos durante la atención sanitaria, mediante el uso de desinfectantes o agua y jabón se puede “reducir considerablemente el riesgo de estas infecciones”.

Los cinco momentos para proceder a esta limpieza son antes de tocar a un paciente y de usar procedimientos limpios y asépticos (tales como catéteres) y después de tocar a un paciente o su entorno, o de entrar en contacto con fluidos corporales.

Asimismo, la especialista Benedetta Allegranzi, del departamento de Seguridad del Paciente, ha recordado que “la participación del paciente y sus familiares puede ser una herramienta poderosa para lograr mejoras en la atención”, preguntando al profesional si está adoptando medidas higiénicas antes de proceder a la atención. La campaña de la OMS se inició en 2009 y ya hay más de 15.700 centros de salud de 168 países, en los que trabajan más de 9 millones de profesionales, que han registrado su compromiso con una buena higiene de las manos, como parte de la campaña mundial del organismo internacional.

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com