Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 30 de septiembre de 2013   |  Número 29 Año II
Acceda a nuestra hemeroteca
formación
PARA PODER COLABORAR EN MEJORAR LA FORMACIÓN
Los tutores piden mayor “equilibrio de poder” entre gerencias y comisiones docentes
Los intereses dispares de los diferentes actores implicados dificulta la cooperación

Hiedra García Sampedro. Valencia
En torno a la formación sanitaria especializada existen numerosos actores implicados cuyos intereses o prioridades a veces difieren, como son el Ministerio de Sanidad, las comunidades autónomas, las comisiones de docencia, los tutores, los residentes o las gerencias. En este juego, los tutores se sienten a menudo “indefensos”, por lo que piden que se equilibre su poder frente a la gerencia para “facilitar la cooperación.”

Francisco Jorquera, Jefe de Estudios del Complejo Asistencial de León; Epifanio de Serdio, jefe de Estudios de la Unidad Docente de Medicina Familiar y Comunitaria de Sevilla; Álvaro Bonet, médico de Familia; Ana Miquel, gerente adjunta de Planificación y Calidad de Madrid, e Ignacio López Puech, gerente del Hospital Universitario de Canarias.

En la mesa redonda llamada ‘Comisiones de Docencia y Gerencias: ¿Enemigos irreconciliables o matrimonios de conveniencia?’ organizada en el X Encuentro de Tutores y Jefes de Estudio que se ha celebrado en Valencia, el jefe de Estudios de la Unidad Docente de Medicina Familiar y Comunitaria de Sevilla, Epifanio de Serdio, ha pedido un compromiso por parte de los tutores con los objetivos generales del centro, y por parte de los gerentes, hacia la formación de los residentes. Además, “para negociar hace falta flexibilidad por ambas partes”, ha asegurado el jefe de Estudios, pero para los tutores es imprescindible que se priorice más la formación dentro de los servicios y se introduzca en las líneas estratégicas de los centros.

Un ejemplo de negociación fructífera entre gerencia y tutores ha sido la creación del Plan de Mejora de Centros Docentes de la Comunidad de Madrid, según ha explicado Ana Miquel, gerente adjunta de Planificación y Calidad de Madrid. Se han intentado solventar los problemas de los tutores a través de un presupuesto finalista para la formación, el establecimiento de días libres para labores de tutorización o la posibilidad de incentivación económica, entre otras propuestas.

La influencia de los incentivos en la política de cada servicio

En este sentido, “las incentivaciones marcan la política que se quiere realizar en los servicios de salud”, ha comentado Ignacio López Puech, gerente del Hospital Universitario de Canarias, quien ha asegurado que la peor situación para la organización de la formación se da cuando la gerencia y la comisión de docencia se ignoran, “lo que ocurre cada vez más”, asegura.

“Buscamos de la gerencia un compromiso con la docencia, respeto a nuestras decisiones, apoyo, reconocimiento y que se consigan recursos”, según ha subrayado el Jefe de Estudios de del Complejo Asistencial de Léon, Francisco Jorquera, quien ha pedido además que la figura del gerente se profesionalice, y que no cambien según el partido que toque gobernar. “Si no hay sintonía, se van a cortar cabezas, y siempre suele ser la del jefe de Estudios, y se resentirá la docencia”, apunta Jorquera.

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com