Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 13 de enero de 2014   |  Número 35 Año II
Acceda a nuestra hemeroteca
investigación + desarrollo
SEGÚN UN ESTUDIO DEL IMIM
La prótesis parcial de cadera, más indicada que el reemplazo total
La mortalidad del paciente es menos probable en el plazo de diez años

Redacción. Barcelona
Investigadores del Reino Unido, en colaboración con Daniel Prieto-Alhambra, del grupo de investigación musculo-esquelética del IMIM (Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas) y del Instituto Universitario de Investigación en Atención Primaria (Idiap), Jordi Gol, han llevado a cabo un estudio que ha comparado la mortalidad a diez años de más de 400.000 pacientes con artrosis que habían sido sometidos a una intervención quirúrgica para prótesis de cadera. Los resultados han constatado que aquellos que habían sido operados mediante una prótesis de superficie tenían casi el 50 por ciento menos de mortalidad a diez años que los que habían sido sometidos a un reemplazo total de cadera. El estudio ha sido publicado en la prestigiosa revista British Medical Journal.

Daniel Prieto-Alhambra.

“Este hallazgo es sorprendente y abre un nuevo paradigma que podría condicionar la indicación del tipo de intervención. Ahora hay que llevar a cabo nuevos estudios y ensayos clínicos que confirmen la causalidad de este efecto y que definan todos los aspectos que inciden en esta diferente mortalidad”, ha explicado Prieto-Alhambra.

En la actualidad, la intervención más habitual ante un paciente con artrosis de cadera es el reemplazo total de la cadera, mientras que es menos habitual la prótesis resurfacing, que consta de dos superficies de metal y donde sólo se reemplaza la superficie del acetábulo (cavidad del hueso) y la superficie de la cabeza del fémur, dejando intacto el cuello del fémur. Las prótesis resurfacing han sido motivo de controversia en los últimos años, dado que se han asociado con un mayor riesgo de recambio protésico y con la aparición de los llamados “pseudotumores” , que se atribuyen a una reacción inflamatoria secundaria al desprendimiento de iones de Cobalto, Níquel y otros metales por el roce de dos superficies metálicas.

“Los resultados de este estudio son sorprendentes y presentan una posible ventaja de estas prótesis respecto a las prótesis totales de cadera. Futuros estudios deberán establecer cuáles son los candidatos ideales para resurfacing, teniendo en cuenta el beneficio-riesgo de ambas intervenciones” concluyó Prieto-Alhambra.

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com