Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Miércoles, 26 de febrero de 2014   |  Número 38 Año II
Acceda a nuestra hemeroteca
premios y reconocimientos
OCHO HOSPITALES LOS CERTIFICAN
La ENAC sitúa a Aragón a la cabeza en laboratorios clínicos acreditados
Los valida a partir de la norma ISO 15189

Redacción. Zaragoza
Los laboratorios de ocho hospitales públicos aragoneses trabajan en lograr la acreditación según la norma ISO 15189, que es aquella que deben cumplir los laboratorios clínicos para demostrar que son competentes desde el punto de vista técnico y proporcionan resultados fiables.

La acreditación respalda los distintos procesos que se llevan a cabo en estas áreas. Disponer de la acreditación supone que un agente externo, autorizado e independiente de la organización, ha examinado cada uno de los procesos de trabajo y ha comprobado que existe una garantía sobre el funcionamiento del laboratorio, un control sobre los procesos, así como capacidad para satisfacer todos los requisitos técnicos que son necesarios para asegurar que la información que se emite en ese laboratorio es la necesaria, la oportuna y la vital para el diagnóstico clínico.

 María José Revillo y Pedro Ventura, de Microbiología y Bioquímica del Servet, respectivamente, recibieron los certificados de la gerente del Salud, Alcutén, y de la responsable del Departamento de Sanidad de ENAC, Isabel de la Villa.

Isabel de la Villa, del Departamento de Sanidad de la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC), se desplazó a Zaragoza para destacar que ninguna comunidad autónoma de España está al nivel de Aragón en cuanto a los logros en la acreditación de los laboratorios clínicos.

“Nosotros no solo queremos ser profesionales competentes, sino que lo queremos demostrar ante la sociedad y ante nuestros pacientes, pero no porque lo digamos nosotros, sino porque la Entidad Nacional de Acreditación ha dicho que hacemos bien nuestro trabajo y con resultados excelentes”, ha remarcado María José Revillo, jefa del Servicio de Microbiología del Hospital Miguel Servet de Zaragoza.

Este servicio ya tiene en su haber casi el 70 por ciento de sus procesos con esta acreditación europea. “Todos los años nos sometemos a exámenes internos y externos que nos dicen lo que estamos haciendo bien y en qué áreas tenemos que reflexionar y progresar, pero además nos hemos formado para estar permanentemente atentos a detectar nosotros mismos nuestras áreas de mejora”, ha declarado la microbióloga, quien insiste en que el objetivo primordial de toda esta labor es la continua mejora en la asistencia al enfermo.

La Norma ISO 15189 supone un gran esfuerzo por parte de todos los trabajadores pero a la larga aporta unos beneficios incuestionables tanto para la propia organización como para los pacientes. Respecto a la organización, la acreditación conlleva una reducción de riesgos, pues permite al laboratorio determinar si está realizando su trabajo correctamente y de acuerdo a las normas apropiadas, además de que incrementa la productividad, mejora la gestión interna y, sobre todo, implica el compromiso de todo el personal del laboratorio con el cumplimiento de los requisitos de los pacientes. Para el usuario, este sistema le aporta seguridad ya que puede tener la certeza de que todo paso que se dé sobre su proceso está avalado técnicamente y de acuerdo a un estándar reconocido en el mercado.

Puesta en valor de los profesionales

Revillo señala también que este sistema de trabajo ha permitido poner en valor a los trabajadores de todos los estamentos profesionales. “Aquí todo el mundo es importante, desde la enfermera que extrae sangre al paciente, el celador que traslada la muestra, el facultativo que realiza el informe… Y en el momento en el que todos hemos sido conscientes de que cada uno de nosotros es importante, ello nos ha motivado en una implicación mayor”, destaca.

Los ocho hospitales públicos implicados en estos proyectos son los Universitarios Miguel Servet y Clínico Lozano Blesa, Royo Villanova y Nuestra Señora de Gracia, Ernest Lluch (Calatayud), San Jorge (Huesca) y los hospitales de Calatayud y Barbastro.

Precisamente en el aulario del HUMS se ha celebrado la primera jornada del “Taller de alcances flexibles”, impartido por profesionales del Servet para formar en el sistema de acreditación flexible de la calidad a especialistas de otros centros aragoneses. La clausura de esta sesión ha sido presidida por la directora gerente del Salud, María Ángeles Alcutén; el gerente del Sector Zaragoza II, José Huelin; la responsable de ENAC, Isabel de la Villa, y la jefa de Microbiología del HUMS, María José Revillo.

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2017 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com