Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 04 de marzo de 2013   |  Número 17 Año I
Acceda a nuestra hemeroteca
calidad asistencial
INVOLUCRA A MÚLTIPLES SERVICIOS
La diagnosis precoz, clave para reducir la mortalidad por síndrome séptico
Especialistas se reúnen en el Clínico San Carlos de Madrid

Redacción. Madrid
El  Servicio de Medicina Intensiva del Hospital Clínico San Carlos ha organizado una jornada sobre el síndrome séptico, patología que requiere una atención especializada y, con frecuencia, el ingreso hospitalario, presentando una considerable morbilidad y mortalidad hospitalaria y que consume numerosos recursos, involucrando a muchos servicios hospitalarios. Esta actividad está abierta a enfermería, biólogos, médicos de distintas especialidades y, en definitiva, a todo aquel profesional interesado en mejorar los resultados de este síndrome complejo, a través de la mejora de unos puntos clave entre los que destacan la asistencia rápida basada en una correcta identificación del caso, la administración precoz y adecuada de los antibióticos y la estabilización hemodinámica.

 Fernando Martínez Sagasti, médico intensivista del Clínico San Carlos; José Luis Carreras, director médico; Miguel Sánchez, jefe del Servicio de Medicina Intensiva, y Pedro Villarroel, coordinador de Urgencias, todos ellos del citado centro. Por último, Xavier Corbella, director gerente del Hospital Sant Pau de Barcelona.

Miguel Sánchez, jefe del citado Servicio de Medicina Intensiva, ha marcado como objetivos de la jornada resaltar la importancia de la detección precoz, profundizar en las causas del fracaso de la traslación experimental de los nuevos fármacos a la práctica clínica, optimizar las medidas de resucitación, debatir en la necesidad de emplear el antibiótico correcto precozmente y reflexionar sobre la necesidad de reducir el tiempo de exposición a los antibióticos.

Asimismo pretende lograr que esta actividad –bautizada como “CliniSepsis”– sea un foro de formación continuada para todo el personal sanitario que trata pacientes con infección grave, con un programa compuesto por talleres prácticos para enfermeras y otros para médicos en los que, basándose en casos clínicos, se repasan los puntos fundamentales.

También se abordan temas muy novedosos en la identificación precoz,  basados en técnicas de biología molecular y biomarcadores, comentando algunos posibles motivos por los que no se consiguen reproducir en seres humanos los buenos resultados que se obtienen en la experimentación animal de nuevos tratamientos y abordando el delicado tema de los aspectos éticos de la investigación en estos pacientes tan graves y analizando la optimización de recursos en tiempos de crisis,  así como la importancia del trabajo en equipo para optimizar el uso de antimicrobianos.

Gran morbi-mortalidad

El síndrome de respuesta inflamatoria sistémica es una enfermedad tan mortal como un ictus o un infarto. La sepsis se caracteriza por una respuesta inflamatoria sistémica del organismo ante una infección. La reacción inflamatoria nace como respuesta a gérmenes patógenos pero no se debe a la presencia de los microorganismos, sino a la acción del sistema inmune que libera sustancias inflamatorias.

La sepsis sigue causando unos 1.400 fallecimientos al día en todo el mundo, más que otras patologías como el infarto de miocardio o el ictus, e incluso más que las causadas por los tumores mamarios, colorrectales, páncreas y próstata juntas.

En los últimos años se ha logrado disminuir la mortalidad gracias a un mejor conocimiento de su fisiopatología, la puesta en marcha de un conjunto de medidas encaminadas a su rápida detección y su inmediato tratamiento. Asimismo se han visto los resultados de los trabajos  para modular la respuesta inflamatoria y de limitar la acción dañina de los productos bacterianos sobre el sistema inmune.

Un adecuado diagnóstico y un inicio temprano del tratamiento son claves. En este sentido, se están investigando tratamientos coadyuvantes como los dispositivos absorbentes de endotoxina, dado que ésta es uno de los principales desencadenantes de todo el fenómeno inflamatorio de la sepsis. Su uso precoz parece una medida prometedora en determinados tipos de pacientes.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com