Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Viernes, 14 de diciembre de 2012   |  Número 12 Año I
Acceda a nuestra hemeroteca
calidad asistencial
SEGÚN CONCLUYEN GESTORES REUNIDOS EN ALICANTE EN UN FORO MONOGRÁFICO
La cirugía robótica compensa su coste en beneficios para el enfermo
El Hospital San Jaime y la Fundación Tedeca congregan a un centenar de especialistas

Redacción. Madrid
El beneficio global de la cirugía robótica es mayor para el paciente que el de las tecnologías asociadas a las que sustituye, según ha concluido un grupo de expertos en gestión hospitalaria reunidos en la II Jornada Multidisciplinar de Cirugía Robótica, que se celebra en Alicante. La jornada, organizada por la Unidad de Cirugía Robótica del Hospital San Jaime, perteneciente al Grupo Hospitalario Quirón, y la Fundación Tedeca, ha reunido en la ciudad levantina a casi un centenar de especialistas interesados en la cirugía asistida por robot. Durante el foro se ha puesto de manifiesto que la cirugía robótica aporta valor por encima  del sobrecoste que implica la utilización de esta tecnología, ya que supone menos estancia hospitalaria, mayor rapidez en la recuperación, menos complicaciones y menor  porcentaje de reingreso. Por otro lado, en lo que se refiere al paciente, la tecnología robótica implica menos secuelas y efectos adversos, lo cual, en patologías como la urológica, se traducen, por ejemplo, en una menor impotencia e incontinencia.

 En los extremos de la mesa, Roberto Ferrándiz, gerente del Hospital San Jaime (primero por la izq.), y Mariano Guerrero, director de Planificación y Proyectos de Ribera Salud.

Según Roberto Ferrándiz, director del Hospital San Jaime, “en la actualidad está aumentando el número de las intervenciones quirúrgicas en tratamientos de próstata que se realiza  con abordaje robótico y está demostrado que el uso quirúrgico del robot mejora sustancialmente las secuelas que se pueden generar con otro tipo de intervenciones quirúrgicas convencionales”.

Según Antonio Brugarolas, director de la Plataforma de Oncología del Hospital San Jaime, “esta ventaja, además, se multiplica en especialidades como la Oncología, en la que la rápida recuperación del paciente, facilitada por las ventajas que aporta la cirugía robótica, permite la aplicación de otros tratamientos oncológicos habituales (radioterapia y/o quimioterapia) con una demora mínima y sin complicaciones, lo que mejora los resultados, con menor toxicidad y mayor tasa de curación”.

Esta particularidad convierte a la cirugía robótica en el procedimiento de elección frente a otras técnicas cuando la cirugía forma parte del programa multidisciplinar del tratamiento del cáncer, ya que las principales ventajas de la cirugía robótica (mayor precisión, mayor campo de visión, menor daño en tejidos adyacentes,…) son claves a la hora de determinar el éxito de un tratamiento oncológico. Los beneficios asociados al cáncer son aún mayores porque permiten al paciente beneficiarse antes de los tratamientos oncológicos.

Intervenciones con Da Vinci

Cada año se realizan más de dos mil intervenciones de cirugía robótica en España de las cuales, mil quinientas son tratamientos de cáncer de próstata, lo que supone  el 75 por ciento del total de las intervenciones de robótica.

En España se diagnostican más de veinticinco mil casos anuales de cáncer de próstata, lo que representa el 21 por ciento de los tumores siendo el  más frecuente entre hombres, seguido del cáncer de pulmón. Según la Asociación Nacional de Urología (AEU), el 85 por ciento de los casos de cáncer de próstata se detectan precozmente lo que se traduce en una tasa de curación muy alta. La mayoría de los casos se diagnostican entre los 60 y los 80 años, con un máximo entre los 70 y los 75 años, aunque hay un número significativo de casos desde los 50 años. En general se puede considerar un tumor propio de edades avanzadas.

En la actualidad un total de veintidós  robots  Da Vinci operan en España, de los cuales doce  pertenecen a hospitales públicos y diez a centros privados. Según Roberto Ferrándiz, esto significa que “se está produciendo un aumento de la equidad en el acceso a la cirugía robótica”.

Algunos hitos

El Equipo de Cirugía Robótica del Hospital San Jaime, formado por José Farré y Pedro Bretcha, realizaron por primera vez en España una pancreatectomía total por Da Vinci, reafirmando el liderazgo que este equipo, integrado en la Plataforma de Oncología.  La intervención se realizó con éxito hace un año sobre una paciente afectada de un doble tumor pancreático y se realizó íntegramente por robot. Se trata de una cirugía de gran complejidad y de cuyo abordaje robótico hay muy pocos casos descritos en el mundo. El equipo de cirugía robótica del Hospital San Jaime ha sido pionero en España en el abordaje del páncreas con el robot Da Vinci. En noviembre de 2009, los Dres. Farré y Bretcha realizaron la primera pancreatectomía corporocaudal robótica con preservación del bazo, que se realizaba en España, sobre una paciente de 31 años diagnosticada de un adenoma pancreático de 1,8 cm ubicado en la parte central del páncreas. Precisamente, por la localización del tumor hubiera peligrado la preservación del bazo.

En febrero de 2011, se llevó a cabo la primera duodenopancreatectomía cefálica asistida por Da Vinci en un paciente de 68 años diagnosticado de un adenocarcinoma de la papila de Váter, a quien se extirpó la cabeza del páncreas, el conducto principal de la bilis y el duodeno. En ambos casos,  con éxito. A lo largo de este tiempo se han realizado varias intervenciones más, con muy buenos resultados y sin complicaciones.

Según José Farré, el robot Da Vinci “es de una gran ayuda en la compleja cirugía del páncreas por su precisión en la disección, la accesibilidad a determinadas áreas y la facilidad en las suturas”, además de las ventajas de la cirugía mínimamente invasiva para el paciente (menor dolor, menor sangrado, mejor y más rápida recuperación, menos días de estancia en el hospital y menos complicaciones).

De la mano de la Fundación Tedeca, el Hospital San Jaime cuenta con el único robot Da Vinci de la Comunidad Valenciana. El robot Da Vinci es el sistema de cirugía robótica más avanzado del mundo y actualmente es aplicable a un número prácticamente ilimitado de intervenciones quirúrgicas, si bien ha tenido mayor implantación en urología, por las dificultades de visualización del campo quirúrgico, por ejemplo, en prostatectomías y en cirugías de la pelvis. La incorporación de  otras especialidades como la cirugía del tiroides, la cirugía ginecológica, cirugía otorrinolaringológica, cirugía cardiaca y torácica  abren nuevas indicaciones para la Cirugía Robótica.

La Sesión cuenta con la participación de ponentes de gran relevancia clínica y académica en el campo de la cirugía robótica, así como la participación excepcional del Dr. Javier Magriñá,  Director de la División de Ginecología Oncológica del Departamento de Obstetricia y Ginecología de la Clínica Mayo y especialista en cirugía de reconstrucción pélvica, cirugía oncológica  y cirugía robótica, que realiza una intervención en directo desde EEUU.

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com