Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 30 de septiembre de 2013   |  Número 29 Año II
Acceda a nuestra hemeroteca
calidad asistencial
EL ‘GREENLIGHT’ ES MÁS EFECTIVO Y MENOS INVASIVO
Clínica Juaneda incorpora un nuevo láser para la hiperplasia prostática
Más de 30 enfermos ya han sido intervenidos en la clínica por medio de esta técnica

Redacción. Palma de Mallorca
El Servicio de Urología de Clínica Juaneda ha incorporado el primer láser verde GreenLight XPS de 180 vatios de Baleares y uno de los primeros de España. Esta tecnología de última generación está indicada para el tratamiento de la hiperplasia benigna de próstata (HBP), problema que padecen tres de cada diez hombres en Baleares mayores de 70 años. El láser verde destaca por permitir operar próstatas de gran tamaño con excelentes resultados, intervenciones que hasta ahora no podían ser tratadas mediante esta técnica.

El equipo de Urología de Clínica Juaneda cuenta con gran experiencia en tecnología de láser verde, ya que lleva años aplicándolo en sus quirófanos. Su primer equipo HPS de 120 vatios fue adquirido en 2008 y esta nueva incorporación de mayor potencia supone una clara apuesta por las últimas tecnologías. En palabras de uno de los máximos referentes nacionales en Urología, Joan Benejam: “Se trata de una inversión de futuro. Estamos convencidos que esta técnica quirúrgica es la mejor solución para el paciente prostático, habitualmente hombres mayores de 70 años que sufren un deterioro de su calidad de vida”.

 Equipo de urología de la Clínica Juaneda en una intervención con 'láser verde'.

Las intervenciones con el nuevo equipo de láser verde se iniciaron el pasado mes de marzo en Clínica Juaneda y tras más de 30 operaciones ya se puede constatar que el balance es excelente.

Son muchas las ventajas de esta nueva tecnología que tiene un carácter ambulatorio y que permite reducir la duración media de las intervenciones, situándose entre los 20 y 30 minutos. Otra de sus virtudes, según ha subrayado Benejam, consiste en que “gracias a su mayor potencia nos permite operar próstatas de gran tamaño, para las que antes no estaba indicado, concretamente aquellas superiores a los 80 y 100 gramos”.

“Además este nuevo láser verde es menos invasivo y más efectivo. Proporciona una gran precisión, reduce el tiempo de intervención y elimina mucho más tejido, lo que supone la casi eliminación del sangrado.

Esto se traduce en una más rápida recuperación postoperatoria del paciente, que en el plazo medio de doce horas tras la cirugía puede ser dado de alta del hospital”, explicó. La intervención con esta nueva tecnología la realiza el equipo médico que integran los urólogos Joan Benejam, Miguel Blasco, Carlos Gutiérrez, Miguel Rebassa, Daniel Múñoz, Antoni Salvà, Antoni Servera, Francisco Tellols y Stefan Kamp.

Estos expertos coinciden en el importante avance que supone respecto al antiguo láser verde que se utilizaba hasta ahora en Urología. De hecho, un estudio reciente en el que ha participado Joan Benejam, realizado con 269 pacientes de 11 países y presentado durante la Conferencia Anual de la Asociación Urológica Norteamericana (AUA), ha demostrado la superioridad de esta nueva tecnología en cuanto a tiempo de recuperación, con plazos de cateterización y hospitalizaciones más breves.

Alta incidencia en varones: tres de cada diez

Asimismo, el citado estudio revela una proporción mucho menor de una nueva intervención necesaria a corto plazo y menos casos de hemorragia, manteniendo en todo momento el nivel de seguridad respecto a las tecnologías precedentes. El nuevo láser verde se convierte en la mejor opción para una enfermedad que registra una alta incidencia entre la población masculina, puesto que la padecen tres de cada diez hombres.

Según la Asociación Española de Urología, afecta al 8 por ciento de varones de entre 40 y 50 años, ascendiendo al 43 por ciento a los 55 años, y alcanzando entre un 80-88 por ciento en la octava y novena década de la vida. El origen de la hiperplasia benigna de próstata es de carácter diverso, donde la edad y las hormonas desempeñan un papel fundamental en el desarrollo de esta enfermedad.

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com