Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 27 de enero de 2014   |  Número 36 Año II
Acceda a nuestra hemeroteca
en portada
DANIEL A. CRAVEN-BARTLE, DIRECTOR GERENTE DEL COMPLEJO SOCIOSANITARIO SAN JUAN GRANDE DE JEREZ
“El SEP aglutina las acreditaciones que avalan nuestra gestión”
El certificado unifica la garantía de la calidad y gestión del hospital

Javier Barbado / El valor añadido que aportan las acreditaciones “encaja a la perfección” con los cuatro elementos que distinguen a la Orden San Juan de Dios como institución asistencial y de ayuda social: “La hospitalidad, la calidad, el respeto, la responsabilidad y la espiritualidad”. Así lo ratifica en esta entrevista el director gerente del Complejo Sociosanitario San Juan Grande de Jerez, quien también resalta la función unificadora del certificado Sanidad Excelente, otorgado por la consultora Áliad, a la hora de avalar la calidad y seguridad de las prestaciones del centro y de su sistema de gestión.

Llegó a la Gerencia de este complejo, que pertenece a la Provincia Bética de la Orden San Juan de Dios, en septiembre de 2011. Haga un balance de logros y proyectos elaborados por su equipo directivo desde entonces, con especial hincapié en el año 2013 y en una prospección de lo que se hará en 2014.

Daniel A. Craven-Bartle, director gerente del Complejo Sociosanitario San Juan Grande de Jerez.

La realidad es que se han hecho muchas cosas... Desde el principio se potenció la cartera de servicios para dar cobertura a las necesidades de nuestra población de referencia, y con ello ampliamos nuestra cartera de servicios. Por otra parte, apostamos de forma clara por un sistema de gestión por procesos de la mano del Programa Sanidad Excelente, que integraba también otras acreditaciones como la ISO 9001, e integramos la acreditación que ya tenía el Centro que era la ISO 14001 de Medioambiente y la Acreditación en su nivel Avanzado de la Agencia de Acreditación de Sanidad Andaluza.

Lo que tuvimos claro, desde el primer momento, era que no podíamos tener tantos sistemas de gestión como acreditaciones y no dudamos de que el Programa Sanidad Excelente, tal y como está concebido, servía para aglutinar todas estas acreditaciones bajo el paraguas de un único sistema de gestión eficaz, de modo que nos hiciera al Comité de Dirección disponer de toda la información necesaria para poder tomar decisiones en la gestión del día a día del centro sanitario.

El hospital ha renovado hace poco los certificados ISO 9001 de gestión de la calidad, ISO 14000 de compromiso con el medio ambiente y Sanidad Excelente que otorga la compañía Áliad. ¿Qué datos y hechos tangibles del Complejo se relacionan con cada uno de estos certificados?

Nuestro sistema de gestión medioambiental se basa en dos pilares fundamentales: la correcta gestión de los residuos en nuestra práctica diaria, y el desarrollo de medidas que garanticen un consumo adecuado de los recursos. Acciones como la instalación de luminarias de bajo consumo, la búsqueda de fuentes de energía alternativas, las papeleras para la segregación de residuos para nuestros usuarios y las mediciones de consumos por servicios, nos permiten pulsar el funcionamiento del sistema y detectar y analizar las causas de las desviaciones. El objetivo final no es otro que velar por un desarrollo sostenible y garantizar unos costes adecuados.

Ya sabemos que el objetivo general de cualquier sistema de gestión de la calidad en entornos sanitarios no es otro que la búsqueda de la excelencia en la atención sanitaria y fomentar una cultura de la mejora continua en nuestros profesionales. En el día a día, este objetivo se traduce en la creación y disponibilidad de la documentación del sistema, la orientación a clientes y usuarios, internos y externos, pulsando sus opiniones a través de encuestas, un sistema de gestión de incidencias internas accesible a todos los profesionales, el seguimiento de los procesos gracias al análisis de indicadores…

Con el Modelo Sanidad Excelente hemos podido integrar los requisitos de todas las normas. Nos permite trabajar con seguridad ya que estamos muy atentos a posibles incidencias, carencias y debilidades que intentamos solventar de manera ágil.

También ha recibido la acreditación de la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía. ¿Qué valor añadido supone disponer de este sello? ¿Se trata del único hospital andaluz que posee los cuatro certificados mencionados?

La Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía no es sólo una entidad certificadora. Es también una organización generadora de conocimiento sobre calidad; conocimiento que nace de los propios procesos de evaluación y se convierte en una valiosa fuente de información para recopilar buenas prácticas y espacios de mejora comunes. De la acreditación destacaría la  importancia de la autoevaluación en la mejora, el análisis exhaustivo de los incidentes de seguridad, la identificación inequívoca de pacientes, el uso seguro del equipamiento electromédico, la confidencialidad de la información clínica, la implantación de procesos asistenciales, la conservación y caducidad de medicamentos, el consentimiento informado, etc.

El valor añadido de la acreditación encaja a la perfección con los valores de la institución en la que trabajamos: hospitalidad, calidad, respeto, responsabilidad y espiritualidad.

El Complejo se divide en el Hospital Médico-Quirúrgico y en la residencia geriátrica. Usted dirige los dos: ¿cuál le da más problemas de resolución cotidiana y de cuál está más satisfecho?

Aunque en principio pudiera pensarse que son actividades parecidas, tengo que decir que son completamente distintas. Por un lado, en el Hospital tratamos a personas que sufren algún tipo de enfermedad y todos sus profesionales buscan los mejores tratamientos y la mejor atención para sanar al paciente, con los mejores recursos disponibles.

Por el contrario, en nuestra Residencia Geriátrica asistida atendemos a más de 70 mayores con enfermedades crónicas que les provocan distintos niveles de dependencia, necesitando nuestra ayuda para realizar las actividades más básicas de su vida diaria, así como a 50 mayores que vienen durante el día a la Unidad de Estancias Diurnas. Son personas con problemáticas sociales añadidas, en las que además de la asistencia sanitaria por médico y enfermeras, y suplencia en sus cuidados por el equipo de auxiliares cualificados, necesitan que ocupemos su tiempo libre para lograr el mantenimiento tanto funcional, en su estado físico, como mental y cognitivo. Para ello contamos con un equipo joven de fisioterapeuta, psicóloga y terapeutas ocupacionales, responsables de organizar programas de actividades diarias como gerontogimnasia, taller de orientación a la realidad, lectura comentada de la prensa, psicoestimulación cognitiva, relajación, manualidades... Y numerosas actividades periódicas tanto en el centro (cine, teatros, grupos flamencos...) como salidas al exterior (en Navidad a ver belenes, en Semana Santa a ver pasos a las iglesias, en feria a comer a nuestra caseta, en verano a la playa...). Ver contentos y bien atendidos a nuestros mayores con necesidades complejas tanto sociales como de salud es una gran satisfacción para los gestores.

Invierte mucho en la formación de sus profesionales: ¿por qué lo considera prioritario? ¿Se exige un perfil específico para trabajar en el Complejo acorde con los principios  de la Orden y con independencia del conocimiento técnico de la profesión?

Para nosotros, resulta fundamental que los profesionales se reciclen constantemente en todo lo que concierne tanto a su puesto como a la institución. La formación que se imparte está relacionada con las actividades asistencialesy con la atención al paciente. Siguiendo con fidelidad los ideales de San Juan de Dios, comprometerse con la realidad de personas en situación de enfermedad, exige una gran dosis de responsabilidad. Y ésta se impulsa con la formación. Una formación orientada a lo que somos, miembros de la Familia Hospitalaria comprometidos con la Cultura de la Hospitalidad, aunque con autonomía en nuestras actuaciones y con responsabilidad.

¿Qué grado de autonomía y de poder ejecutivo posee como gerente del Complejo?

El Hospital y la Residencia Geriátrica San Juan Grande pertenecen a la Provincia Bética de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios. Como toda institución, la capacidad decisoria en los asuntos diarios del  centro recae en el Comité de Dirección que dirijo y, como no podría ser de otra forma, todas aquellas decisiones que pudiesen afectar a la creación de nuevos servicios o a la acometida de inversiones extraordinarias se adoptan de común acuerdo con los órganos de la Curia Provincial que proporcionan soporte y apoyo a todos los centros.

¿Cuál es su relación diaria con los gerentes de otros centros de la Orden en España?

Con carácter bimensual mantenemos una reunión con el director general de Centros y con la Dirección de la Curia, todos los gerentes de la Provincia Bética. En estas reuniones tratamos asuntos que afectan al devenir de los centros y su repercusión en la institución. De igual modo, la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios dispone de instrumentos interprovinciales donde se tratan asuntos que afectan a las tres provincias españolas y donde están representados todos los centros nacionales.

¿En qué consiste la Obra Social del Complejo y en concreto el Economato?

La Orden Hospitalaria está presente en Jerez a través de nuestro patrón San Juan Grande, Hermano de la misma desde 1564, año en que llega a esta ciudad; desde entonces y hasta 1834,  momento en que, con la desamortización de Mendizábal, se ve obligada a dejar su presencia y la retoma en 1927 con la fundación de una hospital para niños con afectaciones que no eran atendidas por los organismos públicos de la época. El afán de este centro por mejorar la calidad de la asistencia nos llevan al actual hospital, la Residencia Geriátrica Asistida y la Unidad de Estancias Diurnas. Junto con todo esto, de forma más anónima ha estado siempre la Obra Social de los Hermanos de San Juan de Dios, atendiendo a personas con riesgo de exclusión social, sobre todo familias, y durante 50 años su rostro más visible ha sido el Hermano Adrián, que nunca ha dejado de ayudar a las familias desfavorecidas que acudían a él solicitando su ayuda. Cada viernes ayudaba a las familias  con alimentos para la semana.

Lo que era una media de 25 ó 30 familias antes de la crisis, en un año, a finales de 2010, supuso un incremento de hasta 100 familias. En la actualidad, la Obra Social atiende a más de 1.000 familias procedentes de los centros cívicos del Ayuntamiento, de Cáritas y de otros organismos religiosos o sociales. Dado que el número de familias iba creciendo de forma tan dramática, es por lo que se decidió inaugurar, en septiembre de 2011, el Economato Social San Juan Grande “Hermano Adrián” y así dignificar la atención a las familias.

El Economato Social San Juan Grande es un recurso social de calidad que promociona a sus usuarios como protagonistas de la actividad, promoviendo la participación del voluntariado y fomentando el respeto de los derechos humanos sin distinción. Los usuarios, además de beneficiarse de su uso, adquieren habilidades en gestión de los gastos domésticos, hábitos de alimentación y limpieza. Los artículos por suministrar en el Economato son de primera calidad, siendo adquiridos a mayoristas y puestos a la venta sin cargo adicional de ninguna clase.

El acceso al Economato es restringido mediante un carné acreditativo de uso personal expedido por el Departamento de Obra Social. El sistema de compra es mediante el sistema de autoservicio habitual de los supermercados. Los artículos están  a la venta al 25 por ciento de su coste final (precio mayorista) que tienen que abonar en efectivo. La Obra Social sufraga el 75 por ciento restante del coste que adquieren los usuarios autorizados. Los usuarios pueden adquirir artículos hasta una cantidad máxima mensual asignada por la Obra Social y en función de los hijos que tengan.

Se creó un equipo de voluntariado encargado de las actividades propias del supermercado. El voluntario colabora de forma altruista y desinteresada realizando las siguientes funciones: reposición de mercancía, control de acceso al Economato, atención a los usuarios ayudándoles a comprar, limpieza del local, atender la caja así como cuidar las instalaciones entre otros. Los voluntarios procurarán mantener en serio su compromiso.

El Economato, por último, se financia gracias a un colectivo importante de bienhechores que colaboran con la Obra Social con sus aportaciones económicas y con donativos en especies.

¿Cuáles han sido los resultados en esta área cosechados en 2013 y los proyectados para 2014?

Los resultados han sido muy satisfactorios, ya que hemos terminado el año pudiendo atender a más de 1.000 familias con el Economato Social. Abonando 800 recibos de luz, agua, material escolar, alquiler de vivienda, apoyo a la atención temprana, entre otros. En definitiva, la oficina de Atención a Familias de la Obra Social ha atendido mensualmente a una media de 155 familias que venían solicitando ayudas.

Se han formado a más de 70 desempleados de la Obra Social en diferentes cursos: Jardinería, Celador, Acompañantes de enfermos, Costura y Lavandería.

Todo esto ha sido posible gracias al apoyo de todos los bienhechores que no dejan de apoyar a nuestra Obra Social así como, de la gran participación por parte de la ciudanía en las distintas campañas realizadas: Apadrinamiento de familias, Cuestación en el centro de la ciudad, Caseta de Feria del Caballo, Zambomba Solidaria, Desayuno Solidario, Espectáculo Ecuestre, etc.

Para el 2014 seguiremos manteniendo la misma línea con nuevos proyectos e intentaremos cubrir al menos un 20% más de ayudas. A partir de ahora se instalará una isla de congelación para poder atender con verduras, carnes y pescado, que es lo que más demandan las familias. A día de hoy tenemos una lista de espera de 200 personas esperando entrar en el Economato, que para este año las incluiremos en la lista de preferencias

Como mínimo lanzaremos cuatro cursos de formación para desempleados, y pretendemos mejorar las distintas campañas para aumentar los fondos económicos. 

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com