Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Viernes, 30 de noviembre de 2012   |  Número 11 Año I
Acceda a nuestra hemeroteca
en portada
ANTONIO CAPDEVILA, JEFE DE DIAGNÓSTICO POR IMAGEN DEL HOSPITAL DE LA SANTA CREU I SANT PAU DE BARCELONA
“El político piensa más en disponer de muchas máquinas que en amortizarlas”
El centro catalán dispondrá el año que viene del segundo equipo de PET-RM de España

Javier Barbado. Barcelona
El Hospital de Sant Pau de Barcelona mantiene un acuerdo con Philips para el mutuo intercambio de información a diez años vista. Mientras la compañía pone la última tecnología disponible en imagen médica, el centro la utiliza para corroborar su utilidad y explorar nuevas aplicaciones. Tal como publicó Publicación de Excelencia Sanitaria a propósito de una jornada celebrada en Barcelona durante el Día Mundial de la Radiología, los equipos híbridos –aquellos que combinan la resonancia nuclear magnética con la tomografía de emisión de positrones (PET-MR)– han adquirido un protagonismo creciente en el diagnóstico basado en la imagen anatómica y en su interpretación fisiológica. Este mismo periódico aprovechó el foro para entrevistar al responsable del servicio médico especializado en ese campo en el hospital catalán.

El Hospital de Sant Pau instala en 2013 el que será el segundo equipo de PET-MR de la sanidad española. Encabeza usted un servicio hospitalario de referencia…

Bueno, el Hospital de Sant Pau ha sido pionero en muchas cosas. Por ejemplo, fue el primero en realizar un trasplante cardiaco, y también fue pionero en disponer de un escáner o TAC [tomografía axial computerizada] hace ya 40 años. Y lo es, en general, en la introducción de nuevas tecnologías para imagen cardiaca que permitan visualizar la arteria y el torrente sanguíneo.

 Antoni Capdevila, del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona.

¿De qué se ha hablado en el foro?

Proveedores y usuarios de esta compañía han presentado los campos en que trabajan en España. El doctor Pedraza, por ejemplo, ha expuesto técnicas de imagen para neurología aplicables en el tratamiento de la isquemia cerebral, y Martí Bonmatí ha hablado sobre biomarcadores como técnicas de imagen para clasificar grupos de enfermedades eludiendo pruebas más agresivas como la biopsia o la cirugía. En definitiva, se trata de establecer el diagnóstico con antelación por medio de estos procedimientos para adoptar a continuación la estrategia terapéutica adecuada. Gracias a que vemos el coche y la chapa podemos ver, además, cómo funciona el motor.

¿A qué acuerdo ha llegado el hospital con esta compañía?

El Hospital hizo un acuerdo con Philips (podía haberlo hecho con otra compañía) hace unos cinco años. En un mundo de tecnología cambiante, es un acierto porque se trata de un acuerdo a diez años vista para ofrecer la mejor tecnología y nosotros aprovecharla para llevar a cabo los mejores diagnósticos posibles. Se trata de un acuerdo tecnológico y profesional, un intercambio de información entre ambas instituciones.

Los radiólogos, ¿acaparan el uso de la tecnología de la imagen?

La tecnología de la imagen está en todas partes. Hasta el oftalmólogo la emplea cuando ve el fondo de ojo, por poner un solo ejemplo. En el caso de la radiología, se vale de técnicas que emiten radiaciones ionizantes. La Medicina Nuclear entra en este campo, pero se sitúa aparte porque existen condicionamientos legales que imponen una aproximación al diagnóstico de una forma diferente. Pero todos los especialistas de valen del diagnóstico por imagen: el cardiólogo, el ginecólogo para el diagnóstico prenatal…

En realidad, el ser humano dirige su atención al mundo de las imágenes. En Medicina, la ecografía la utilizan los anestesistas y también los reumatólogos para ver las articulaciones. Por otro lado, las técnicas de imagen han cambiado y se han “miniaturizado”, de modo que se utilizan equipos del menor volumen posible para ser usados a la cabecera del enfermo y ser transportados con facilidad. Pero todavía quedan las técnicas que siguen necesitando de momento de grandes máquinas como la resonancia, el PET, la TAC… que son más rápidas, eficientes y productivas.

Los responsables de los hospitales a menudo presumen del número de equipos tecnológicos de que están dotados…

No podemos ofrecer libremente estas tecnologías, pero si racionalizamos a quién, cuándo y cómo se le aplica, tendremos beneficios. No es un sistema “de barra libre” y debemos acotar sus indicaciones; cada vez que hacemos una prueba de éstas cuesta dinero en personal, medios de contraste, camilla limpia… Es un punto importante que a veces descuidan los políticos: lo importante no es tener muchas máquinas, sino trabajar constantemente para amortizarlas. Más que tener muchas máquinas, lo que hay que hace es delimitar sus indicaciones.

¿Es la imagen molecular el futuro del diagnóstico médico?

La imagen molecular marca el camino, Nuestro gran problema está en que nuestra vida es demasiado larga: nos gustaría obtener resultados en apenas dos años, pero en realidad se consiguen pasados por lo menos diez. La imagen molecular proporciona información biológica: qué es lo que funciona, cómo lo hace y por qué se altera en la enfermedad. Así puedo mejorar las expectativas de vida de ese paciente o al menos su calidad de vida.

Póngame un ejemplo.

Hace muchos años que se utiliza la imagen molecular. Por ejemplo, el yodo radiactivo se usa como marcador en muchos tumores, y eso resulta fundamental para el diagnóstico y tratamiento. Muchas técnicas de imagen molecular se hacen con Medicina Nuclear y, las morfológicas, con la imagen radiológica.

 El médico e investigador especializado en imagen médica, en su lugar de trabajo en el Sant Pau de Barcelona.

Ha mencionado los peligros potenciales de la Medicina Nuclear. ¿A qué se refería?

Es un asunto delicado. En el resto de Europa y en Estados Unidos, por ejemplo, Radiología y Medicina Nuclear son dos especialidades distintas. En mi opinión, la radiación es necesaria pero también ciertas experiencias obligan a regularla. Deben usarse dosis adecuadas y controladas, y lo cierto es que Philips ha dado mucha importancia a conseguir que la radiación sea la menor posible, y esto es algo muy importante.

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com