Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Jueves, 19 de diciembre de 2013   |  Número 34 Año II
Acceda a nuestra hemeroteca
el reportaje de excelencia sanitaria
LA CLÍNICA CORACHAN, PRIMERA ACREDITADA
El ‘Modelo Confianza’ pisa fuerte en Seguridad del Paciente
Áliad inició el proyecto en 2008 y lo ha perfeccionado en los últimos años

J. B. Madrid
‘Confianza’ es el sustantivo con que la compañía Áliad ha bautizado su modelo específico de Seguridad del Paciente, que lleva consigo un sello acreditativo que acaba de otorgarse por primera vez a la Clínica Corachan de Barcelona. La fórmula garantiza la excelencia en este campo del hospital o centro a partir de una serie de baremos, indicadores, recursos y estrategias inspirados en el modelo de la European Foundation Quality Management (EFQM), tal como sucede con el consagrado modelo de la misma compañía Sanidad Excelente Privada (SEP), que se concentra en el ámbito de la asistencia desde un punto de vista general.

Julio González Bedia,
director general de Áliad.

En 2008, los especialistas de Áliad detectaron una importante laguna en Seguridad del Paciente a partir de los resultados del Estudio Nacional de Eventos Adversos (ENEAS), que lideraba el profesor Jesús María Aranaz, de modo que se pusieron en contacto con él y, a partir de los mismos métodos y procedimientos que se utilizaron en esa investigación, se le asignó otra que se convirtió poco después en la primera y única muestra de eventos adversos en la sanidad privada española, tal como ha recordado a Publicación de Excelencia Sanitaria el director técnico del Área de Consultoría de la compañía, Jaime García.

Para su director general, Julio González Bedia, el estudio permitió deducir algunas conclusiones “válidas desde el punto de vista estadístico” tras compararlo con los resultados del ENEAS como, por ejemplo, que también en el sector privado alrededor de la mitad de los eventos adversos era evitable, “lo que significaba que había mucho por hacer”. No obstante, el propio Bedia aclara que la compañía no ciñe su actividad a la sanidad particular, ya que “para nosotros no existe una privada y otra pública, sino centros con calidad y sin ella”. Y, de hecho, mantiene una estrecha relación con los departamentos sanitarios de comunidades autónomas como Madrid y Cataluña.

En el caso de la primera, la Comisión de Formación Continuada del Sistema Nacional de Salud autonómica ha acreditado hace muy poco nueve cursos de Áliad, lo que supone una diferencia cualitativa muy relevante respecto a otros por cuanto los convierte en puntuables en toda España para oposiciones, carrera profesional o bolsas de trabajo. Respecto al Departamento de Salud de la Generalitat catalana, Áliad ha trabajado con él usando el modelo Confianza como base para el desarrollo de un Modelo de Gestión de la Seguridad del Paciente, basado en el Modelo EFQM, en los 69 hospitales de la Red Hospitalaria de Utilización Pública (XHUP, en sus siglas en Catalán).

El Modelo Confianza y a la acreditación homónima, ya concedida al mencionado centro sanitario privado, aspira a convertirse en “el hermano pequeño” del SEP para las organizaciones asistenciales, “ayuda a coordinar los planes y programas a menudo inconexos sobre Seguridad del Paciente que ya poseen, y, al mismo tiempo, supone para ellas un reconocimiento de prestigio frente a las compañías aseguradoras y la sociedad en su conjunto”, corrobora González Bedia.

En el caso de la Clínica Corachan –matiza García–, se ha creado un Comité de Seguridad del Paciente, liderado por la Dirección de Enfermería y que contó con la implicación de la Gerencia, Dirección Médica y los responsables de área: “Hicimos un diagnóstico previo de la situación de cada una con relación a los requisitos que marca el Modelo Confianza. Vimos puntos fuertes y otros mejorables; impartimos cursos de formación para los responsables de área y personal de base; evaluamos todas las áreas y llevamos a cabo un Plan de Seguridad con acciones concretas para que fuesen cumplidas en un plazo de tiempo determinado; iniciamos una auditoría interna para detectar las desviaciones existentes y corregirlas y, por último, también se encargo otra externa para evaluar el cumplimiento de cada uno de los elementos del modelo”. En suma –sintetiza director técnico del Área de Consultoría de Áliad–, se les proporcionó una serie de herramientas de trabajo de gran utilidad y se concretó con ellos un Plan de Seguridad del Paciente con acciones diseñadas para el medio y largo plazo.

Jaime García, director técnico
del Área de Consultoría de Áliad.

En cuanto a Cataluña, la compañía diseñó una fórmula exclusiva en colaboración con el Departamento de Salud autonómico a partir del conocimiento acumulado del proyecto Confianza más el de la propia red de 69 hospitales de utilización pública de la Generalitat.

García también echa mano del recorrido histórico de Áliad y añade que, en el mismo año en que se percibieron las carencias de la sanidad española en Seguridad del Paciente, el Ministerio de Industria concedió a la entidad una subvención por medio de la iniciativa Innoempresa, y, a partir de aquí, comenzó a gestarse “un sistema de gestión especializado en este ámbito” que se reforzó con el estudio sobre eventos adversos y, en 2010, con la implantación del Sistema Confianza en 24 centros de toda España: “Pero por entonces era un modelo básico; el actual es mucho más completo”, subraya.

De acuerdo con fuentes de la propia empresa, “el Programa Confianza se basa en la búsqueda de la disminución de riesgos y los efectos adversos derivados de la asistencia (…) ya que, ante la importancia adquirida por la Seguridad del Paciente y la gestión de riesgos en las organizaciones sanitarias, ha crecido su demanda” tanto en los centros privados como públicos. De ahí surgió la Acreditación Confianza o marca específica que los distinga por poseerla, y, en este contexto, “Áliad decidió publicar un conjunto consensuado de requisitos mínimos que las organizaciones sanitarias privadas deban cumplir en materia de Seguridad del Paciente y reunirlos después en un modelo que sustente una marca de referencia en el sector sanitario”.

Como resultado, nació el Modelo Confianza basado en el europeo EFQM y que ofrece las siguientes ventajas: “Provoca la priorización estratégica, ya que implica que se dé preferencia a la inversión en iniciativas relacionadas con la Seguridad del Paciente; se vale de un método práctico, útil, asequible y avalado por las referencias de la EFQM; aporta experiencias ya utilizadas y probadas y, por último, pone el acento en la prevención, la medición y la sensibilización del personal sanitario y del ciudadano”.

Por lo tanto, se trata de una propuesta diseñada para inspirar confianza en el enfermo, en el profesional y en el sistema sanitario, y que también actúa en las principales causas de la ‘no seguridad del paciente’ como, por ejemplo, la insuficiente implantación de prácticas seguras en los procesos asistenciales, la falta de cultura y de formación, la falta de trabajo en equipo para la seguridad, la escasa inversión en este campo y la falta de recursos humanos y técnicos para ella.

Clínica Corachan, primera acreditada

En el contexto de un acto multitudinario que ha reunido a gestores y responsables de calidad de múltiples centros hospitalarios públicos, concertados y privados de toda Cataluña, la Clinica Corachan ha recibido la Acreditación Confianza, convirtiéndose en la primera clínica en conseguirlo. En una clara apuesta por la inversión en la estrategia de Seguridad del Paciente como modelo asistencial y de gestión, Clínica Corachan ha sido premiada por el amplio trabajo llevado a cabo en los dos últimos años para optimizar la seguridad del paciente según el Modelo de Excelencia Europeo EFQM.

La acreditación recibida proporciona a la organización una estructura y una metodología de trabajo que demuestra el cumplimiento de los requisitos del Confianza. En el proyecto han participado un numeroso grupo de profesionales del centro, médicos, enfermeras, equipo gestor, equipo de Recursos Humanos, calidad asistencial, documentación clínica, equipo de sistemas… todos ellos con un único objetivo: conseguir focalizar la prevención con herramientas de medición e indicadores asistenciales validados.

 

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com