Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Martes, 02 de abril de 2013   |  Número 19 Año I
Acceda a nuestra hemeroteca
calidad asistencial
DEMOSTRADOS SUS BENEFICIOS
El Mancha Centro lidera un estudio sobre radiofrecuencia en malformaciones vasculares gástricas
Reduce la necesidad de transfusión sanguínea y ajusta la hemoglobinemia

Redacción. Ciudad Real
El Servicio de Aparato Digestivo del Hospital General La Mancha Centro de Alcázar de San Juan (Ciudad Real), dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), ha liderado un estudio multicéntrico europeo sobre la aplicación de la radiofrecuencia en malformaciones vasculares gástricas, cuyos resultados mejorarán la atención que reciben los usuarios que las padecen. En concreto, junto con el hospital alcazareño, en el estudio han participado especialistas de tres centros hospitalarios ubicados en París (Francia), Copenhague (Dinamarca) y Tel-Aviv (Israel). Todos ellos han estado coordinados por el francés Xavier Dray y por el responsable de Digestivo del Mancha Centro, Pedro González Carro, quien ha contado con la contribución de todos los miembros de su departamento, han informado fuentes de la Junta.

 Enrique Baeza, gerente del Hospital Mancha Centro.

Por fortuna, las malformaciones vasculares gástricas representan un mínimo porcentaje del total de hemorragias digestivas. Aunque hay tratamientos que permiten controlarlas (como es la aplicación del gas argón mediante endoscopia), en el 20 por ciento de los pacientes no son efectivos, por lo que es necesario hacerles transfusiones de sangre repetidas, con el consiguiente coste y empeoramiento de la calidad de vida del enfermo.

Es en ese grupo de pacientes con malformaciones vasculares gástricas en los que el estudio liderado por el Mancha Centro ha conseguido mostrar los beneficios de la radiofrecuencia. Sus primeras conclusiones han demostrado que, en todos los enfermos en los que se ha aplicado esta técnica, han disminuido las necesidades de transfusiones sanguíneas y han mejorado los niveles de hemoglobinemia. Los resultados de la investigación han sido dados a conocer en el Congreso Europeo de la especialidad del año pasado, así como en varios encuentros científicos a nivel nacional. Este año se presentará en el congreso americano y en el de la Sociedad francesa de Aparato Digestivo.

En la actualidad, hospitales de otros países están sumando un mayor número de casos que permitirán demostrar con mayor consistencia las ventajas de la aplicación de la radiofrecuencia en las malformaciones vasculares gástricas y se publicarán en revistas especializadas para darlas a conocer al resto de especialistas del mundo. El General La Mancha Centro cuenta con gran experiencia en la utilización de la ablación por radiofrecuencia del esófago de Barrett, con unos resultados que avalan su desaparición en más del 80 por ciento de los usuarios que han recibido el tratamiento. En concreto, en 2009 fue el segundo centro de España en aplicarla de forma regular y continua, habiendo atendido a pacientes de otras comunidades autónomas. Además, es el primer centro hospitalario de nuestro país que aplica la radiofrecuencia en el tratamiento de malformaciones vasculares gástricas.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com