Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 22 de julio de 2013   |  Número 27 Año II
Acceda a nuestra hemeroteca
 calidad asistencial
USANDO LA ‘TROMPA DE ELEFANTE’
El Infanta Luisa realiza una operación conjunta de la aorta torácica y abdominal
El paciente, un varón de 70 años, ha recibido el alta tres días después de la intervención

Redacción. Sevilla
La Unidad de Cirugía Cardiovascular del Hospital Infanta Luisa de Sevilla, que dirige Carlos Infantes, ha realizado "por primera vez en una entidad privada en Sevilla" un caso en el que, con hipotermia profunda y parada cardíaca, se ha resuelto la patología de la aorta ascendente y de todo el arco aórtico involucrando las arterias que irrigan el cerebro. En un comunicado, el propio centro ha explicado que los aneurismas y disecciones de la  aorta ascendente, arco aórtico y aorta torácica son de las complicaciones más graves que existen dentro de las patologías cardiovasculares y hasta hace pocos años tenía una mortalidad superior al 80 por ciento.

Hugo Galera Davidson, consejero delegado del Infanta Luisa.

Utilizando la técnica de 'trompa de elefante', que permite dejar flotando en la zona de aneurisma la pieza que se utilizará como soporte de las endoprótesis, se ha podido hacer la interposición de sendas prótesis por vía endovascular para solucionar la rotura de la aorta torácica desde la salida de la arteria subclavia izquierda hasta la salida del tronco celíaco en la irrigación intestinal.

El paciente, un hombre de 70 años, ha recuperado el nivel de conciencia y movilidad completa en todo el cuerpo, por lo que ha sido dado de alta tres días después de la intervención, manteniendo correctamente los niveles de la válvula cardiaca, aorta ascendente, irrigación de los troncos cerebrales y de las arterias intestinales, siempre según el comunicado del Infanta Luisa.

La isquemia cerebral con pérdida neurológica, así como la inmovilidad de las extremidades inferiores por alteración de la médula espinal, son los principales riesgos de esta intervención contando con una alta mortalidad y con complicaciones neurológicas frecuentes.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com