Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Viernes, 16 de noviembre de 2012   |  Número 10 Ao I
Acceda a nuestra hemeroteca
GRACIAS A LA REDUCCIÓN DE GASES DE EFECTO INVERNADERO
El Hospital Galdakao-Usansolo logra el ISO 14064
Se convierte así en el primer hospital vascuence en certificar “la huella de carbono”

Redacción. Bilbao
El Hospital Galdakao-Usansolo (HGU) ha obtenido la certificación ISO 14064, convirtiéndose, de esta forma, en la primera organización sanitaria del País Vasco en certificar la huella de carbono. Mediante este certificado el hospital de la margen del Nervión-Ibaizabal  ha verificado su inventario de emisiones de gases de efecto invernadero y la reducción del 8 por ciento conseguida en 2011. Una huella de carbono es la totalidad de gases de efecto invernadero (GEI) emitidos por efecto directo o indirecto de un individuo, organización, evento o producto. Este impacto medioambiental es medido mediante la realización de un inventario de emisiones siguiendo normativas internacionales reconocidas, tales como ISO 14064, PAS 2050 o GHG Protocol, entre otras. Una vez conocido el tamaño de la huella, es posible implementar una estrategia de reducción y/o de compensación de emisiones, a través de diferentes programas, públicos o privados.

 Santiago Rabanal.

El ISO 14064 obtenido por el Hospital de Galdakao ha sido impulsado por la iniciativa StopCO2 Euskadi, puesta en marcha por el área de cambio climático de Ihobe (Sociedad Pública de Gestión Ambiental del Gobierno Vasco) en la que han participado organizaciones como Euskaltel, Iberdrola o Metro Bilbao que consiste en la verificación de declaraciones de emisiones de gases de efecto invernadero.

A partir de esta distinción, la directora Económica-Financiera del Hospital galdacanés, Elisa Gómez Inhiesto, ha afirmado que uno de los objetivos del centro sanitario es “ser referentes en Responsabilidad Social Corporativa (RSC)”. Para conseguirlo, dentro del proyecto “Hospital Verde” que lleva a cabo el centro hospitalario, se ha impulsado el control sistemático de la huella de carbono que, según ha detallado Gómez Inhiesto, “nos permite identificar las fuentes de emisión más contaminantes y poner en marcha acciones concretas para reducirlas”.

Según Gómez Inhiesto, esta certificación “es el reconocimiento externo al excelente nivel de nuestro sistema de gestión medioambiental, certificado previamente con Ekoscan, ISO 14001 y el reglamento europeo EMAS. Con la ISO 14064 hemos certificado que medimos adecuadamente nuestras emisiones y que estamos comprometidos con su control y reducción, y hay muy pocas empresas que puedan optar a esta certificación”.

En este sentido, ha añadido que en 2011 “se han reducido la emisión de gases en el 8 por ciento”, y se ha alegrado porque “las acciones de eficiencia energética puestas en marcha en 2010 han dado como resultado un ahorro de energía importante, ya que más del 80 por ciento de nuestras emisiones provienen de la producción de energía de la central de cogeneración”.

“La mayor eficiencia se ha obtenido en el consumo de energía térmica, gracias a las inversiones realizadas en la automatización de las climatizadoras, mejora de aislamientos e instalación de placas fototérmicas para el calentamiento del agua de la piscina de Rehabilitación”, ha detallado.

Hospital sostenible

Entre las principales ventajas de este certificado, se encuentran el incremento de la credibilidad y transparencia, ya que exige al hospital hacer público el Inventario de gases invernaderos (GEI) que permite identificar las oportunidades de reducción, facilita el desarrollo de actuaciones dentro de los planes de gestión de los GEI  y además supone una temprana actuación ante el cambio climático. Cualquier usuario que esté interesado puede consultar la huella de carbono a través de los informes publicados en la página web del hospital con la garantía, además, de que han sido calculados de una manera rigurosa como muestra la declaración de conformidad del certificador externo.

Para la directora econonómica-financiera, resulta “muy importante que las administraciones públicas participen en estas iniciativas ambientales”. “No debemos quedarnos al margen porque, hoy más que nunca, tenemos la responsabilidad de convertirnos en organizaciones sostenibles, para dar servicios de calidad de una manera eficiente, sin derrochar recursos económicos ni ambientales.”, ha añadido. Asimismo, por último, ha subrayado que desde el hospital “debemos dar ejemplo y apostar por iniciativas como el cálculo de la huella de carbono o la compra verde, entre otros y, además, debemos asegurar la calidad de la información que estamos reportando a la sociedad, la transparencia es fundamental”.

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com