Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Viernes, 05 de octubre de 2012   |  Número 7 Año I
Acceda a nuestra hemeroteca
SE INVESTIGA SU TRATAMIENTO POR MEDIO DE UNA ESPUMA SELLADORA
El Hospital de Bellvitge de Barcelona y la Clínica de Navarra participan en un ensayo internacional sobre enfisema
El tabaco causa la casi totalidad de los casos de esta enfermedad
Redacción. Pamplona
La Clínica Universidad de Navarra y el Hospital de Bellvitge de Barcelona son los dos únicos centros españoles que participarán en un ensayo clínico sobre el tratamiento del enfisema severo mediante una espuma selladora que reduce el volumen pulmonar. Se trata de un estudio multicéntrico internacional que se desarrolla a la vez en Europa y en Estados Unidos.

El enfisema es una enfermedad causada por el tabaco en el 95 por ciento de los casos y caracterizada por la destrucción progresiva del tejido pulmonar que culmina en el atrapamiento de aire dentro del propio pulmón y su hiperinsuflación (distensión). La consiguiente relajación de los tejidos pulmonares afecta a la capacidad torácica y dificulta la respiración, lo que conlleva una oxigenación insuficiente por el intercambio deficitario de gases.

De izq. a dcha.: Aurora Arribas (enfermera de Endoscopias); María del Mar Ocón (enfermera de Neumología); Zulueta (director del Departamento de Neumología); Margot Ortega (enfermera de Endoscopias); y De Torres (Departamento de Neumología).

En concreto, la espuma objeto del ensayo actúa “como un sellador de tejidos, produciendo un colapso en las zonas del pulmón hiperinsufladas, efecto que las retrae y reduce el volumen pulmonar”, explica el doctor Javier Zulueta Francés, director del Departamento de Neumología de la Clínica Universidad de Navarra.

Según ha indicado el especialista, ya en la década de 1980 se descubrió que “al quitar mediante cirugía las partes del pulmón que presentan gran volumen de atrapamiento aéreo y permitir así que el resto del pulmón ocupara un espacio normal, no distendido, se logra una mejoría de la mecánica respiratoria y de la sintomatología en los pacientes con enfisema. Sin embargo, estas intervenciones quirúrgicas resultan bastante agresivas”. En los últimos años, continúa el doctor Zulueta, “se está reduciendo el volumen pulmonar mediante la colocación de válvulas endobronquiales que redistribuyen el aire, evitando que vaya a los lóbulos superiores más dañados, donde queda atrapado”. Precisamente, la Clínica Universidad de Navarra tomó parte en un ensayo multicéntrico europeo sobre los resultados de la aplicación de estas válvulas.

El nuevo método con espuma, apenas invasivo respecto a la cirugía, se ha probado ya en Estados Unidos “con resultados por ahora prometedores porque mejora la sintomatología. Sin embargo, no se ha llevado a cabo todavía un estudio aleatorio como en el que vamos a participar ahora”, concreta el especialista de la Clínica. Así, la espuma selladora -cuya marca comercial es Aspire- se introduce mediante un broncoscopio en los pulmones del paciente. “Una vez mezclada e inyectada en la zona donde se produce la hiperinsuflación, la espuma se polimeriza, con lo que produce la inflamación y retracción de los tejidos”, detalla.

Alfredo García Díaz, gerente del Hospital de Bellvitge de Barcelona.

Características de los participantes

El ensayo está dirigido a la participación de pacientes que presenten un enfisema severo, heterogéneo y con predominio en los lóbulos superiores.  Deben ser mayores de 40 años, haber dejado de fumar y han de realizar un programa de rehabilitación pulmonar antes del estudio. Se consideran criterios de exclusión para tomar parte en el ensayo sufrir enfermedades severas de otro tipo como patologías cardiovasculares, cáncer, etc.

Dado su carácter aleatorio, los participantes se van a dividir en dos grupos: “Un grupo control al que no se le aplicará esta técnica de la espuma, pero sí un tratamiento médico óptimo, y otro grupo al que se le aplicará. De cada tres pacientes, dos se encuadran en el grupo que recibe el nuevo tratamiento y uno en el otro. En cualquier caso, a los participantes que no sean tratados ahora con espuma se les ofrecerá recibir el tratamiento sin coste al concluir el ensayo, es decir, un año después de entrar como participantes”, ha explicado Zulueta.

Según sus estimaciones, el ensayo tendrá una duración total de un año: “La espuma selladora se aplicará en una sesión y luego habrá visitas de seguimiento periódicas”. En cuanto al coste, “el tratamiento en sí será gratuito para los participantes, quienes es posible que tengan que pagar únicamente alguna prueba inicial”. Las personas interesadas en participar en el estudio pueden ponerse en contacto con al enfermera Mª Mar Ocón, coordinadora del ensayo, a través del teléfono de la Clínica: 948 255 400.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com