Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Jueves, 14 de junio de 2012   |  Número 2 Año I
Acceda a nuestra hemeroteca
DECANTA POR combinar las ventajas del EFQM Y de la JOINT COMMISSION
El Gobierno se muestra partidario de un modelo común de acreditación de la calidad
La certificación compartida mantendría algunas diferencias en función de las autonomías

Javier Barbado. Madrid
La subdirectora general de Calidad y Cohesión del Ministerio de Sanidad, Sonia García, y la presidenta de la Agencia Estatal de Evaluación de las Políticas Públicas del Ministerio de Hacienda, Ana María Ruiz, han coincido este jueves en que sería deseable “una estructura común” en los modelos de acreditación de la calidad de los centros del Sistema Nacional de Salud, según ha confirmado la primera a Publicación de Excelencia Sanitaria tras participar en una ponencia sobre este asunto durante las XI Jornadas de Gestión y Evaluación de Costes Sanitarios, que se celebran a lo largo de la semana en Valladolid.

La actual secretaria de Sanidad, Pilar Farjas; la ministra del ramo, Ana Mato; y Sonia García de San José, en una reunión sectorial en marzo.

De acuerdo con García, tanto el auditorio del foro como los ponentes (que incluían, aparte de la mencionada presidenta, al director gerente del Hospital Valle del Nalón, del Servicio de Salud del Principado de Asturias, y, como coordinador de la mesa redonda, el gerente del Hospital EL Bierzo de Ponferrada, Alfonso Rodríguez) aprobaron la idea de una certificación compartida para todo el territorio nacional “que permita a las comunidades autónomas aportar sus propios matices o certificaciones concretas”.

En cuanto al tipo de certificado por que deberían optar las organizaciones sanitarias en España, los ponentes compararon dos fórmulas muy extendidas: Joint Commission y el modelo de autoevaluación EFQM (European Foundation for Quality Model), y concluyeron que lo ideal partiría de aprovechar las ventajas de ambos por medio de una certificación mixta. Asimismo, se llegó al consenso de utilizar la acreditación ISO para los servicios centrales de cada administración.

Preguntada por la conveniencia de que los hospitales, centros de salud y clínicas se sometan a exámenes de su calidad para obtener certificados que la acrediten, la subdirectora general de Calidad y Cohesión del departamento que encabeza Ana Mato no dudó en subrayar “lo importante” de tal empresa, ya que “aunque no exista un modelo obligatorio [de acreditación], la organización que quiere someterse a ese proceso” demuestra su solidez respecto a otras. En la actualidad, el Sistema Nacional de Salud tiene la competencia de acreditar los centros de referencia y los centros docentes.
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com