Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 22 de octubre de 2012   |  Número 8 Año I
Acceda a nuestra hemeroteca
IRRADIA CIEN VECES MENOS, A VECES EL EQUIVALENTE A UNA RADIOGRAFÍA
El escáner de haz cónico suple al estándar en patología leve solo en clínicas privadas
Diagnóstico Médico Cantabria y Centro Dr. Llorente reúnen en Santander a 70 odontólogos

Javier Barbado. Madrid
El escáner de haz cónico, recurso poco o nada común en la sanidad pública, hace las veces del estándar pero con una radiación del paciente hasta cien veces  más reducida, si bien sus indicaciones son mucho más limitadas, ya que, entre otras cosas, su capacidad de reconstrucción tridimensional es menor, según ha explicado a Publicación de Excelencia Sanitaria la cirujana oral y maxilofacial del Centro de Cabeza y Cuello Dr. Llorente (ubicado en Asturias), Aintzane Torre.

Aintzane Torre, cirujana oral y maxilofacial  en el Centro de Cabeza y Cuello Dr. Llorente (Oviedo, Asturias).

Ésta y otros especialistas se han reunido en la sede de la Fundación Botín en Santander con motivo del curso “Actualización en Radiología e Implantología avanzada”, que atrajo a 70 odontólogos de toda España y ha sido convocado por el centro ovetense y Diagnóstico Médico Cantabria (DMC).

Estos profesionales recurren a menudo a las técnicas de diagnóstico por la imagen, y aquí tiene cabida el escáner de haz cónico porque el resultado de aquélla es válido con menor grado de radiación. Por poner dos ejemplos socorridos citados por Torre, este escáner sirve para ver el canino retenido en un niño o para la típica fractura derivada de un puñetazo, “pero no para verificar la extensión de un cáncer o valorar un politraumatismo”, advirtió esta profesional.

En cuanto al software empleado, el del escáner normal es mucho más potente, si bien en el de haz cónico también se recurre a programas “libres” como el Osiris para sistema operativo de Mac u otros para el entorno del PC, que logran resultados “impresionantes”. En todo caso, la entrevistada subrayó el hecho de que, si existe la posibilidad de radiar al enfermo con patología leve en mucho menor grado con el uso de este último, resulta muy llamativo que se recurra al primero. Preguntada por el coste del haz cónico, Torre reconoció que desconoce la cantidad exacta que supondría implantar esta tecnología en hospitales públicos, pero calculó que un escáner de este tipo puede costar más de 60.000 euros, si bien en el ámbito de la odontología los costes son en ocasiones aún más elevados.

Durante el curso, se dio un repaso general a los métodos de diagnóstico por la imagen, así como una actualización en cirugía guiada y carga inmediata. De la mano de Fernando Yangüela, radiólogo, se analizaron los métodos de imagen en patología dentaria y maxilofacial. En el acto, participó asimismo como ponente Arturo Ruiz-Capillas, quien presentó casos clínicos en carga inmediata.

La última sesión del curso contó con la participación de José Luis Cebrián, cirujano oral y maxilofacial del Hospital la Paz de Madrid, quien llevó a cabo una actualización sobre la cirugía implantológica guiada como opción en el tratamiento de maxilares atróficos. Llorente, cirujano oral y maxilofacial, presentó la resolución de casos complejos en implantología. Por último, Luis Cerezal, radiólogo y director médico de DMC, presentó a los asistentes los métodos avanzados de imagen para el diagnóstico.
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com