Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Martes, 09 de julio de 2013   |  Número 26 Año II
Acceda a nuestra hemeroteca
calidad asistencial
PARA REDUCIR LESIONES POR OBJETOS CORTOPUNZANTES
Áliad y Becton Dickinson lanzan el Programa SEP Bioseguridad
En la UE se producen cada año más de un millón de accidentes de esta índole

Redacción. Madrid
En la Unión Europea (UE) se producen al año más de un millón de lesiones en sanitarios que traen consigo importantes consecuencias medibles en términos económicos y emocionales. Conscientes de la importancia de ofrecer prácticas más seguras y cumplir con la nueva directiva europea en materia de bioseguridad, Áliad –empresa experta en formación y gestión sanitaria– y Becton Dickinson –multinacional especializada en la seguridad de los profesionales sanitarios– han desarrollado el proyecto SEP Bioseguridad, que se enmarca dentro del Programa SEP, programa líder de Excelencia Sanitaria.

Julio González Bedia, director general de Áliad.

Se trata de un programa de excelencia que acredita el cumplimiento de la nueva directiva 2000/54/CE, que el Ministerio de Trabajo debe transponer al ordenamiento jurídico nacional y que es de obligatorio cumplimiento desde el pasado 11 de mayo de 2013. La directiva obliga a las organizaciones de atención sanitaria a adoptar medidas de seguridad que protejan a los profesionales de esta área. El incumplimiento puede conllevar sanciones económicas para el centro y penales para sus administradores.

“La exposición a enfermedades y el riesgo de sufrir infecciones graves ocasionadas por pinchazos de agujas huecas –utilizadas para la extracción de sangre, implantación de vías periféricas e inyección con agujas percutáneas–, es alta, teniendo en cuenta el millón de lesiones que se producen al año en la Unión Europea”, ha informado Julio González Bedia, director general de Áliad. Igualmente se ven implicados más de 30 patógenos potencialmente peligrosos, como el virus de la hepatitis B, la hepatitis C y el VIH. En efecto, por medio de un informe, el Parlamento Europeo de 2010 ha reconocido este peligro como una de las amenazas más graves para la salud y seguridad en los lugares de trabajo europeos. Estudios independientes han demostrado que la formación de prácticas de trabajo más seguras y el uso de dispositivos con mecanismos de seguridad pueden reducir en el 80 por ciento las lesiones por pinchazos. En consecuencia, la directiva de la UE tiene como puntos clave una adecuada evaluación de riesgos que conlleven peligros de infección y la eliminación, prevención y protección de riesgos. “Asimismo, todos los profesionales sanitarios deben recibir formación sobre las políticas y procedimientos asociados a la prevención de lesiones ocasionadas por instrumental cortopunzante”, declaró González Bedia.

“Pero además, las lesiones por pinchazos con aguja no solo representan una carga de coste elevado, sino que pueden ser una fuente de grave sufrimiento, bien porque se transmite una infección grave, o bien porque en el caso de no producirse esta infección son muchos los meses de angustia a la espera de saber si se ha contraído alguna enfermedad”, añadió González Bedia.

Cifras

Durante 1996 y 2000, se produjeron en España 16.374 lesiones por pinchazos con aguja en 64 hospitales. En Alemania, la cifra anual estimada de lesiones por pinchazos con aguja en hospitales es de 500.000.

En Suecia, se estima que se podrían evitar 3.215 lesiones por pinchazos con aguja mediante el uso de dispositivos de seguridad. Representaría un ahorro de 850.000 euros. En Reino Unido, los expertos concluyen que el 80 por ciento de las lesiones por procedimientos de venopunción se habrían evitado mediante el uso de dispositivos de seguridad. En la Unión Europea se producen más de un millón de lesiones por pinchazos con aguja cada año.

Ante la necesidad de los administradores sanitarios de asegurar el cumplimiento de la Directiva Europea y de los profesionales de recibir una formación sobre políticas y procedimientos asociados a la prevención de lesiones ocasionadas por agujas, SEP Bioseguridad ofrece un detallado plan formativo y un sistema de gestión de la  bioseguridad hecho a medida de los profesionales y los centros. Para demostrar el cumplimiento de la directiva,  los centros participantes en SEP Bioseguridad se acreditarán en excelencia en Bioseguridad.
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com