Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Jueves, 14 de junio de 2012   |  Número 2 Año I
Acceda a nuestra hemeroteca
EL PLAN DEL CENTRO PERMITE REDUCIR EL GASTO DE ENERGÍA EL SIETE POR CIENTO
Aenor certifica la gestión energética del Hospital de La Ribera con el ISO 50001
La acreditación comunitaria, de nuevo cuño, evalúa la responsabilidad medioambiental

Redacción. Alzira
La Asociación Española de Normalización y Certificación (Aenor) ha concedido al Hospital La Ribera de Alzira (Comunidad Valenciana) su Certificado de Gestión Energética conforme a la norma de nuevo cuño ISO 50001. Para llevar a cabo la concesión se ha tenido muy en cuenta el programa de responsabilidad medioambiental del centro. Gracias a este plan, el hospital ha reducido en 2011 su consumo energético en un siete por ciento, una rebaja equivalente a 296 toneladas menos de dióxido de carbono emitidas al Medio Ambiente. Los beneficios de esta reducción equivalen a haber plantado 360 árboles o a haber retirado 56 coches de la circulación. Además, esta reducción, a su vez, supera en dos puntos el ahorro del año 2010, cifrado en un cinco por ciento.

Ignacio Ferrer hace entrega del certificado a Manuel Marín, director gerente del hospital.

Estos datos se han conocido en la Jornada Conmemorativa del Día Mundial del Medio Ambiente que el Hospital de Alzira ha celebrado este miércoles en colaboración con la empresa pública Vaersa y la Fundación de la Comunidad Valenciana para el Medio Ambiente. El acto ha sido clausurado por Ignacio Ferrer, director general de Evaluación, Calidad y Atención al Paciente de la Consejería de Sanidad.

Este evento ha convocado a más de 50 destacados expertos de diferentes organizaciones para debatir y analizar las mejores estrategias en materia de eficiencia energética y gestión de residuos. Esta reducción en el consumo energético del hospital ha sido posible gracias a que a finales de 2010 este centro sanitario puso en marcha un Plan de Eficiencia Energética, que fomenta el ahorro del consumo y la reducción de la emisión de gases con efecto invernadero.

La acreditación, de carácter internacional, autentifica que La Ribera dispone de un Plan de Gestión Energética que controla y gestiona los consumos energéticos de todos sus procesos. La Ribera se convierte, así, en el primer centro sanitario de la Comunidad Valenciana en conseguir por medio de Aenor la acreditación según esta nueva norma ISO 50001. Según ha destacado Ignacio Ferrer, “desde la Consejería de Sanidad somos conscientes de que es primordial que los centros sanitarios valencianos establezcan la responsabilidad medioambiental como un valor social. Y para ello es básico el papel y el esfuerzo de todos. Por eso, quiero agradecer al Hospital Universitario de La Ribera su dedicación e interés en la protección del Medio Ambiente.”

En palabras de Manuel Marín, “acciones como ésta demuestran la importancia que tiene para nosotros el compromiso con la sostenibilidad del Medio Ambiente, lo que nos convierte en una organización con valores y socialmente responsable.”

En este sentido, ha destacado que “la reducción obtenida en nuestro consumo energético no hubiera sido posible sin la implicación y la sensibilización de todos los trabajadores del centro hospitalario a la hora de seguir unas buenas prácticas en el uso eficiente de nuestros recursos”.

Plan de Eficiencia Energética

La consecución de este certificado de gestión energética ha sido posible gracias a la implantación en el centro hospitalario de un ambicioso Plan de Eficiencia Energética a finales de 2010.  Las actuaciones llevadas a cabo dentro del Plan contemplan, entre otras medidas, el empleo de sistemas de iluminación más eficientes (sustitución de bombillas tradicionales por otras de bajo consumo); la instalación de detectores de presencia para control del alumbrado en baños y estancias; la reprogramación horaria de encendido automático en plantas de hospitalización y vestuarios, o mayor aprovechamiento de la iluminación natural.

Del mismo modo, el centro hospitalario ha mejorado la eficiencia de su sistema de climatización para consumir menos energía sin afectar al normal funcionamiento del Hospital; ha revisado y mejorado todo tipo de aislamientos, e identificado posibles incompatibilidades de temperatura en diferentes estancias del centro sanitario.
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com